Como una niña en su primer día de vacaciones de verano. Así ha estado y se lo ha pasado Paula Echevarría este sábado por la noche durante el nostálgico concierto 'Yo fui a EGB', que tuvo lugar en el WiZink Center de Madrid. Se trataba de la primera salida nocturna de la actriz después de que haya trascendido el rumor de que podría estar de nuevo ilusionada. Este viernes saltaba la noticia de que podría estar viviendo un romance con el jugador del Málaga, Miguel Torres. Ambos fueron vistos hace semanas saliendo juntos del cumpleaños de su amiga común, Alicia Promesas, creadora de la firma Dolores Promesas.

En medio del gran revuelo que se ha generado alrededor de la supuesta nueva pareja, la actriz se ha dejado ver en su primer plan de ocio y en el que no ha podido estar mejor acompañada. Echevarría se ha refugiado en su hija Daniella con quien ha vuelto a disfrutar de una noche de sábado 'de chicas'. Una especial 'cita' en la que demostrado de nuevo la buena sintonía que hay entre ellas. Si es que el dúo "Mami y Dani" está tan unido como siempre y es imposible romper.

Artículo relacionado

Desde que Daniella es ya toda una mujercita de 9 años, y ya empieza a tener ídolos musicales y del mundo de la interpretación, los planes que comparten son inmejorables. Una de las aficiones que comparten madre e hija, como no podría ser de otra manera, siendo David Bustamante padre de 'Dani' y aún marido de Paula, es la música y ya han compartido muchísimas veladas musicales, aunque en el último año se ha incrementado este tipo de veladas entre sus planes favoritos.

En este caso, y teniendo en cuenta que el concierto reunía a las voces más significativas de los 80, la más motivada por estar allí bailando y cantando como una auténtica fan adolescente y como si no hubiera mañana era la propia actriz. Paula se sabía todos los temas: 'Billy Jean' de Michael Jackson, los éxitos de La Guardia, de Modestia Aparte, de Boney M... Aunque con los momentos en los que se la escuchó más emocionada fue cuando Ana Torroja subió a cantar los temas más significativos de su trayectoria en Mecano y Marta Sánchez hizo lo propio con los de Olé, Olé. Con las tensiones de las últimas horas en las que ha vuelto a estar en el ojo del huracán mediático por su supuesta relación con el jugador del Málaga, está claro que Paula Echevarría estaba necesitando un paréntesis de esparcimiento y diversión con la mejor compañía posible: su hija.