Después de más de nueve horas de vuelo, Rocío Flores ya está en casa. Con las pilas completamente cargadas y con el recuerdo de haber vivido en el paraíso al menos durante una semana, la hija de Rocío Carrasco ha vuelto a la normalidad de su día a día tras su viaje a todo lujo por Cancún.

Aunque ha estado desaparecida durante todo su periplo por tierras mexicanas, Rocío Flores ha recuperado su actividad en redes sociales y está deseando contar con lujo de detalles a todos sus seguidores cómo se lo ha pasado durante estas más que merecidas vacaciones junto a su novio, Manuel Bedmar.

Artículo relacionado

Después de deshacer maletas y poner las lavadoras de rigor con la ropa sucia, Rocío Flores ha disfrutado de un plan de lo más casero: Helado y película en la mejor compañía de su chico ¿quién da más? La colaboradora de televisión, de 24 años, se relajaba en su casa tras dejar todo en orden: "Ahora sí", escribía dejando constancia de que estaba absolutamente agotada.

Rocío Flores

Rocío Flores descansa en casa tras su vuelta de Cancún

Instagram @rotrece

Nada más levantarse, Rocío confirmaba su cansancio extremo a sus fans: "Me quedé dormida a las 10 de la noche", confesaba entre risas y es que parece que el famoso jet lag no ha afectado a la nieta de Rocío Jurado que ha podido descansar más de 10 horas seguidas.

Artículo relacionado

Rocío Flores está exprimiendo al máximo un verano un tanto convulso para ella. Con el final de 'Supervivientes 2021', la hija de Rocío Carrasco se alejaba por completo de la televisión y reducía a mínimos su exposición mediática, una decisión personal que tiene un único objetivo, recuperar esa calma tan necesaria en su vida. Sin embargo, los proyectos de futuro pasan por seguir sacando rédito a su imagen a través de Instagram, donde cuenta con más de 600.000 seguidores, y colaborar en diferentes programas de televisión, eso sí, manteniéndose al margen de las polémicas de su familia.