La terrible experiencia con la ONG Yes We Help empieza a borrarse de la memoria de Cayetana Rivera. Y el responsable es un joven que se ha convertido en su primera ilusión amorosa. Tal y como publica la revista ¡Hola!, Cayetana está viviendo un verano de amor junto a Curro Soriano. La pareja no se esconde y está disfrutando de unos días mágicos en Marbella.

A inicio del verano, la hija de Eugenia Martínez de Irujo y Fran Rivera vivía momentos de angustia y tensión durante un viaje de cooperación. Pocos días después de llegar a Ghana, descubrieron que detrás del voluntariado se escondía una estafa y, después de sufrir el asalto de tres hombres armados en el campamento en el que se encontraba con el resto de cooperantes, fue evacuada y devuelta a casa.

Artículo relacionado

Si aquella impactante aventura se ha convertido ya en un recuerdo lejano, es gracias al tiempo que está pasando con su primer amor. Buceando en sus redes sociales, hemos descubierto algunos detalles curiosos de su biografía.

1. Sevillano de pura cepa. Una de las primeras coincidencias que comparten Cayetana y Curro es su lugar origen, y es que ambos nacieron en Sevilla, capital con la que los padre de la joven mantienen una relación muy especial.

2. Se llevan dos años. Entre ellos no existe mucha diferencia de edad. Mientras Curro tiene ya 21 años, Tana cumple el próximo 16 de octubre los 19. Apenas dos años de diferencia.

3. Deportista. Soriano es un joven de porte atlético esculpido gracias al pádel, disciplina en la que compite desde hace años. Los entrenamientos y los sacrificios le han llevado a ganar en diversas ocasiones el Campeonato de España, tanto en modalidad individual y como en pareja y en grupo.

4. Su pasión. Su primera raqueta de pádel la sujetó a lo seis años y, desde entonces, se convirtió en su vida.

5. El equipo de sus amores. Interesado en otros deportes como el fútbol, el tenis o el baloncesto, nada igual a pasar una tarde con su padre en el Bernabéu para ver ganar al Real Madrid.

6. Su ídolos. En el mundo del pádel tiene muchos, como Carolina Navarro, pero si hay un deportista al que admira ese es Rafa Nadal.