Con la llegada de su último hijo en común, Máximo Adriano, Pilar Rubio y Sergio Ramos han tenido que gestionar una situación muy conocida por muchos otros padres. El hecho de que el nuevo pequeño necesite una atención especial puede provocar que sus hermanos mayores tengan celos difíciles de gestionar. Algo que también ha experimentado la famosa pareja.

Artículo recomendado

'El Hormiguero': Pilar Rubio 'enamora' a Pablo Motos con su look 'Gilda' y nuevo PELAZO

'El Hormiguero': Pilar Rubio 'enamora' a Pablo Motos con su look 'Gilda' y nuevo PELAZO

Pilar Rubio ha explicado en una entrevista a la revista ¡Hola! cómo tuvieron que lidiar con los celos de su tercer hijo, Alejandro, tras la llegada del más pequeño de todos, Maximo Adriano. “Alejandro, que era el pequeño hasta que nació Máximo Adriano, se ha vuelto un poco más rebelde”, ha confesado la colaboradora de El Hormiguero a la mencionada publicación, para continuar: “Intenta llamar la atención, pero es normal”.

Sergio Ramos Pilar Rubio
GTRES

Una frase con la que Pilar Rubio deja claro que, ante todo, han intentado dar naturalidad a una situación a la que también hacen frente muchos otros padres y han intentado que ninguno de sus hijos se sientan desplazado. A pesar de los celos propios del momento, la colaboradora de Sálvame ha querido dejar claro que todos están encantados con la llegada del último miembro de la familia. “Todos le quieren mucho, le cogen y le dan besos”, ha explicado.

Pilar Rubio dio a luz el pasado 27 de julio a su cuarto hijo en común con Sergio Ramos, Máximo Adriano. “Inmensamente felices de poder presentaros a Máximo Adriano. Ha nacido a las 18:56 h y ha pesado 3,270 kg.”, escribía entonces la presentadora junto a una preciosa imagen desde el hospital junto a su marido y el benjamín de la familia.

Artículo recomendado

Pilar Rubio, tras sus retos virales en 'El Hormiguero', cumple uno de sus sueños personales más perseguidos

Pilar Rubio, tras sus retos virales en 'El Hormiguero', cumple uno de sus sueños personales más perseguidos

Posteriormente, posaban junto a sus cuatro hijos a las puertas del hospital. La pareja no podría estar más orgullosa de la familia numerosa que han conseguido formar. Unos pequeños con los que seguro que celebran una Navidad de lo más especial.