No es la primera vez que Paz Padilla aprovecha su repercusión para lanzar mensajes que ella considera importantes. En esta ocasión, además, sus palabras han ido acompañadas de una confesión que hasta ahora había mantenido callada.

La gaditana acudió el pasado fin de semana a 'Viva la vida' y, como es habitual en ella, hizo alarde de su simpatía y naturalidad a la hora de contar aspectos de su vida, tanto personal como profesional.

Artículo relacionado

Así, Paz ha destapado uno de los momentos más traumáticos de su vida, y tiene que ver con su paso por quirófano para operarse el pecho. "Yo solo tengo una operación de estética, siempre lo he dicho, me he operado los pechos, y me arrepiento", ha comenzado diciendo.

“No se lo recomiendo a nadie", ha contado, al mismo tiempo que ha revelado algo que hasta ahora había mantenido oculto. "Yo me tuve que operar dos veces. Estaba en 'Sálvame' y me fui corriendo a Urgencias y me tuvieron que operar otra vez, no lo sabe nadie, nadie se enteró”, ha compartido.

"Me operé por un hombre, por el padre de mi hija. Yo le di el pecho a mi hija, se me quedaron como dos calcetines y lo hice por él", ha contado Paz Padilla abriendo su corazón, a lo que ha añadido: "Cada una tiene que querer su cuerpo, ya está bien de que los hombres y los demás decidan qué es bello y qué no, ¡pues no! Hay que quererse y aceptarse con o sin pecho".

La presentadora andaluza se arrepiente de haberse sometido a esta operación estética y haber acabado pasando por un quirófano cuando ella nunca ha sentido esa necesidad. “Yo nunca he sido insegura y no me importa lo que opine la gente".

De hecho, asegura reírse mucho con los comentarios en Instagram, "fíjate que todos los que me critican tienen gato. Es curioso”, comentó entre risas para quitarle un poco de hierro a lo que acababa de confesar.