Paz Padilla es muy activa en redes sociales y su millón y medio de seguidores no pueden estar más felices. Si bien hace unas semanas la presentadora aprovechaba su influencia para dar visibilidad a infinidad de campañas para recaudar fondos en favor del coronavirus o incluso coger aguja e hilo para confeccionar mascarillas, este viernes ha dado un giro a sus publicaciones y se ha sumado al nuevo reto viral del momento.

Artículo relacionado

La humorista ha cogido por banda a su hija Anna y juntas han escenificado la escena de varios clásicos del arte bajo el hashtag #entrearteycuarentena. La obra 'La joven y la dueña' de Murillo ha sido el primer cuadro seleccionado por madre e hija. En la instantánea, Paz interpreta a la madre mientras Anna se mete en el papel de la niña que se apoya sobre la ventana y el resultado no puede ser mejor.

Pero no ha sido el único... Horas antes, la actriz de 'La que se avecina' había compartido su primera comparación artística. Con parche en el ojo y papel higiénico a modo de lechuguilla se ha metido en el papel de 'La tuerta, Ana de Mendoza'.

Confinada por un motivo de peso

Desde el inicio del confinamiento, Paz Padilla decidió no acudir a su puesto de trabajo en ‘Sálvame’: Ha sido en una conexión en directo con el programa desde donde ha explicado el por qué de su decisión: "Tengo que proteger a mi gente, porque es la única manera de parar el virus. Lo tuve claro desde el principio". La actriz está pasando estos días de encierro en Madrid junto a su marido, su hija, su hermana y una chica que trabaja con ella, por lo que estamos seguros de que no cabe el aburrimiento en 'villa Padilla'.