Paula Echevarría y Miguel Torres, poco a poco, van recuperando la vida social que su bebé les permite y anoche disfrutaron de una divertida fiesta de disfraces. Brujas, calabazas, muertos, vampiros, zombies... Paula Echevarría y Miguel Torres asistieron, muy conjuntados, con unos atuendo claramente mexicanos.

Artículo recomendado

'Sábado Deluxe': Lucía Pariente se sincera como nunca sobre su relación con su marido

'Sábado Deluxe': Lucía Pariente se sincera como nunca sobre su relación con su marido

Miguel Torres eligió uno de los disfraces más celebrados en México, el del 'charro negro'. Este personaje, según hemos averiguado, se hizo famoso por la leyenda propia de los estados sureños mexicanos, que habla de que el diablo se transforma en una figura delgada y esbelta de un hombre ataviado con traje de charro, que va a caballo y que se aparece sigilosamente a Adela, una joven que accede a cabalgar con él y de la que nunca más se supo. Después de esto, el charro vuelve a aparecerse por la noche, en los caminos, en busca de otra alma en pena. ¿Da miedo la historia, verdad? Paula Echevarría, por su parte, acompañó a Miguel con la versión femenina del 'charro negro', para ir acorde con el disfraz de su pareja, aunque puso la nota de color con un fajín de colores típico de México.

Paula Echevarría y Miguel Torres

Paula Echevarría y Miguel Torres, ataviados con típicos disfraces mexicanos para el Día de los Muertos.

Instagram @pau_eche

Paula y Miguel recibieron los piropos de muchos de sus amigos famosos, que escribieron sus comentarios en las redes sociales. "Me flipa", escribe Laura Matamoros. "Qué pasada", dice Toni Acosta. "Ideales", comenta Raquel Rodríguez. La verdad es que la caracterización de ambos es muy buena, tanto, que no es fácil reconocerlos a simple vista.

Desde que nació el pequeño Miguel, que se ha convertido en la alegría de toda la familia, Paula y Miguel procuran, poco a poco, ir volviendo a ver a sus amigos, aunque como es lógico su prioridad sigue siendo su hijo. Así, tan pronto están en Marbella, donde Miguel residió mientras jugó en el Málaga, como viajan a Asturias, donde reside la familia de la actriz.