Aunque ya hace dos años que Paula Echevarría se mudaba a la casa de sus sueños tras su ruptura con David Bustamente -una residencia de 400 m2 situada en Villafranca del Castillo- ha sido con el paso del tiempo cuando la actriz le ha dado su toque personal al hogar. En la noche de este lunes, la intérprete de 'Velvet' compartía una imagen de uno de los rincones con más personalidad de la casa, el salón.

Muchas son las horas que Paula Echevarría pasa en la sala de estar a lo largo del día. Jornadas de cine, reuniones entre amigos, familia... y es que si algo le gusta a la asturiana es pasar tiempo rodeada de sus seres queridos.

Artículo relacionado

Gracias a esta instantánea hemos conocido una de las facetas más desconocidas de la actriz y no es otra que su pasión por la decoración. Sobre la mesa de cristal con terminaciones de color dorado no faltan las velas, las flores e infinidad de libros de moda a modo de adorno. Tampoco faltan detalles tan rutinarios como un servilletero o figuras que seguro tienen un gran peso emocional. "Sweet home (Dulce hogar)", escribía Paula Echevarría junto a esta fotografía que nos ha permitido acceder un poco más a su residencia cuyos rincones más conocidos son el vestidor y el jardín.

Nuevos cambios en casa

Embarazada de siete meses, Paula Echevarría ya está inmersa en los preparativos para la llegada del pequeño Miguel. Muy ilusionada, compartía con sus seguidores cómo está siendo la búsqueda de la habitación del pequeño. La asturiana, que ha recibido infinidad de regalos para su segundo hijo, tiene claro que será un espacio cargado de amor y debe inspirar calma por lo que se decantará por colores neutros.