Rocío Carrasco se ha convertido de manera ineludible en la protagonista del momento. Su paso al frente tras 20 años de silencio le ha hecho reconciliarse con un público que tiempo atrás censuraba su actitud y hoy entiende más que nunca ese distanciamiento con sus dos hijos después de una serie de sucesos que han marcado su vida para siempre.

Por tercera vez a lo largo de la emisión de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva', la hija de Rocío Jurado participará en directo en la previa del que será el penúltimo episodio de la polémica docuserie y donde pretende desenmascarar una vez más a Antonio David Flores. Tal y como han especificado desde la productora del programa, Rocío Carrasco pretende resolver una serie de dudas que se han creado en las últimas semanas a consecuencia de su relato.

Artículo relacionado

Este paso al frente llega en un momento muy delicado no solo para ella sino también para su hijo, David Flores. La denuncia de Antonio David Flores a Rocío Carrasco por presunto impago de la pensión desde 2018 ha precipitado que el joven, de 22 años, se enfrente a la peor disyuntiva posible en un momento en el que la relación con su progenitora es inexistente. David ha sido citado a declarar contra su madre el próximo viernes, 21 de mayo. Una cita que si se lleva a cabo será un antes y un después entre madre e hijo.

rocío carrasco david flores
Gtres

Rocío Carrasco ha sido muy valiente a la hora de destapar las situaciones más trágicas de su vida y, sin ningún miedo a represalias, piensa llegar hasta el final para que se conozca su verdad. Sobre sus hijos poco más tiene que decir, para ella la presencia de Antonio David Flores, a quien define como el auténtico demonio, es la causa principal de que ella no pueda disfrutar de una relación cordial con sus dos hijos a quienes a pesar de todo el dolor quiere con el alma.