La ruptura matrimonial de Enrique Ponce y Paloma Cuevas se ha convertido en uno de los grandes temas del verano. El torero no podría estar más enamorado de Ana Soria, con quien no para de protagonizar fotografías que demuestran la gran complicidad que existe entre ambos. Con planes incluso para pasar por el altar, lo cierto es que antes, él tendrá que hacer frente a un difícil trámite: su divorcio. Un proceso de separación para el que ya se ha fijado fecha.

Artículo relacionado

Según ha publicado Jesús Manuel Ruiz en ‘Esdiario’, el proceso de divorcio podría llegar a su fin el próximo septiembre, cuando Enrique Ponce y Paloma Cuevas firmen los papeles por los que dejarán de ser marido y mujer. Un trámite para el que el todavía matrimonio parece haber confiado en el despacho Garrigues, uno de los más prestigiosos del país.

Convencidos de que no habrá ningún problema y de que finalmente firmarán los papeles de mutuo acuerdo, Paloma Cuevas y Enrique Ponce habrían optado por designar tan solo un abogado para ambos, encargado de representar a ambas partes y disolver la sociedad de gananciales que les uniría. Se trataría, además, de un trámite rápido y sin demasiada complicación, teniendo en cuenta que, tal y como parece apuntarse, todo se solucionaría de mutuo acuerdo.

Paloma Cuevas y Enrique Ponce

Este proceso de divorcio terminará con el reparto del enorme patrimonio que tendría la pareja. Según ha publicado ‘Esdiario’, Paloma Cuevas pretendería quedarse el domicilio en el que la pareja vivió tantos buenos momentos en el centro de Madrid. El torero, por su parte, se llevaría la vivienda que estaban construyendo en la lujosa urbanización La Finca.

Fue el pasado 11 de julio cuando Enrique Ponce y Paloma Cuevas confirmaron a través de comunicado que su matrimonio ya era historia. “Viendo la repercusión mediática que estamos teniendo en los últimos días, queremos manifestar que nos encontramos en trámites de separación de hecho”, confirmaban. Desde entonces, el torero se ha mostrado muy ilusionado con Ana Soria, con quien incluso ya tiene planes de boda.