Desde que el noviazgo de Mario Vargas Llosa (86 años) e Isabel Preylser (72 años) llegó a su fin, la relación del escritor con su exmujer Patricia Llosa ha dado un giro. Cuando hace ocho años vio la luz el romance entre el Nobel y la madre de Tamara Falcó, a Patricia le sentó fatal. Después de cincuenta años casada con Mario, se sintió traicionada y quiso cortar todo tipo de contacto con él. Pero el hecho de que Preysler se haya marchado de la vida del padre de sus hijos, ha provocado un acercamiento entre ellos. Tanto es así que Patricia Llosa estaría dispuesta a acompañar a Mario en su nuevo reto.

Artículo recomendado

Mario Vargas Llosa y Patricia casan a su nieta Josefina en Lima: todas las fotos del evento

Mario Vargas Llosa y Patricia, con los recién casados

Un reto que no ha dejado a nadie indiferente. Porque Mario Vargas Llosa, según han contado en el programa ‘Socialité’, tendría intención de ser presidente de Perú. A sus 86 años, el escritor estaría dispuesto a dar un paso más y ostentar este cargo político tan relevante. Desde el programa de Telecinco han asegurado que han hablado con personas que tienen cargos públicos en este país y que son ellos quienes han confirmado esta noticia. Algo a lo que han añadido que uno de los requisitos que tendría que cumplir Mario, es el de dar una imagen de familia unida. Y es aquí donde entra en juego Patricia Llosa.

El requisito que tendría que cumplir Mario Vargas Llosa para ser presidente de Perú

Según han comentado desde ‘Socialité’, Mario Vargas Llosa querría convertirse en presidente de Perú por un partido de la derecha conservadora. Algo que lleva que "es un requisito del partido que su presidente tenga una vida familiar ejemplar y, de llegar a ser Presidente del país, Patricia ejercería como primera dama”. ¿Estaría Mario preparando ya este terreno? Podría ser así si se tiene en cuenta que en los últimos tiempos ha hecho varias apariciones junto a Patricia Llosa.

El cambio en la relación de Mario Vargas Llosa y Patricia Llosa

De no querer saber nada de él, Patricia Llosa ha pasado a protagonizar imágenes junto a su exmarido. La última, el fin de semana pasado en la boda de su nieta Josefina. Mario Vargas Llosa y Patricia no dudaron en posar en imágenes de lo más familiares con las que hicieron gala de que las cosas entre ellos han cambiado. Algo que en los últimos meses ha quedado patente más de una vez.

Artículo recomendado

El nexo de Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler ante la gran incógnita con su exmujer Patricia

Vargas Llosa, Isabel Preysler y Patricia collage

Desde que en diciembre Isabel Preysler anunció su ruptura con Mario Vargas Llosa, Patricia Llosa y el escritor se han visto en varias ocasiones. El exmatrimonio ha compartido comidas y cenas en Madrid, ella estuvo en el acto en el que él ingresó en la Real Academia de Francia que se celebró en París, sus hijos han compartido imágenes de planes en los que han coincidido… Mario y Patricia no han perdido el tiempo ni a la hora de retomar su relación, ni a la hora de dar una imagen de familia unida. Un acercamiento que ha llevado a que Patricia estaría dispuesta a ejercer de Primera Dama en caso de que Mario Vargas Llosa consiga llegar a la presidencia de Perú.

El pasado político con ‘gafe’ de Mario Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa nunca ha tenido inconveniente en posicionarse políticamente tanto en su país como en otros. De hecho, el escritor ya intentó ser presidente de Perú en su día. En 1990 perdió frente a Fuji Mori y se le habría quedado la espina clavada de llegar a la presidencia de Perú. Un sueño que estaría dispuesto a cumplir y romper así la ‘maldición’ que ya vivió. Un ‘gafe’ que va más allá.

En más de una ocasión se ha hablado de esta mala suerte de Mario Vargas Llosa en la política porque cada vez que ha apoyado a un candidato, las cosas no han salido bien y el candidato ha terminado perdiendo las elecciones. Esto ocurrió en Argentina, cuando el escritor apoyó en el año 2019 a Mauricio Macri, en Bolivia, cuando en 2020 se posicionó con Carlos Mesa, y en Brasil, donde hace menos de un año apoyó a Jair Bolsonaro. Los tres líderes no lograron el objetivo, de ahí que se hable de la maldición de Mario Vargas Llosa. ¿Dará finalmente el paso de presentarse él a las elecciones de Perú y romper con esta línea?