Belén Esteban no podría estar más feliz. La colaboradora de ‘Sálvame’ ha conseguido cerrar un larguísimo capítulo en la guerra que mantiene con su exrepresentante Toño Sanchís al vender la casa. Un año medio después de que el BOE publicara la salida a subasta y que la de Paracuellos se convirtiera en propietaria, por fin se ha deshecho de uno de sus mayores quebraderos de cabeza en los últimos años. Sin embargo, hay un negocio que podría borrar su sonrisa.

Artículo relacionado

Fue el pasado febrero cuando Belén Esteban lanzaba su tienda ‘online’ de accesorios para el hogar. La colaboradora de ‘Sálvame’ decidió comenzar esta aventura empresarial con tres modelos de velas aromáticas que llamaron mucho la atención tanto por su aspecto, como por su precio. Estos oscilaban entre los 35 euros y 39 euros.

Velas Belén Esteban
Página web Belén Esteban

Sin embargo, siete meses después de que el negocio viera la luz, no ha terminado de despegar. Aunque en el primer momento las ventas fueron bastante bien y la iniciativa tuvo muy buena acogida, el inicio de la pandemia sanitaria hizo que las ventas bajaran, tal y como contó el pasado mayo en exclusiva ‘Look’. Una situación inevitable que le ocurrió entonces a la mayoría de los negocios.

Tras este duro inicio, Belén Esteban ha optado por bajar hasta en dos ocasionesel precio de sus velas, que en la actualidad es un tercio del inicial, según ha publicado 'El Español'. Los modelos que cuando se lanzó costaban 35 euros, en la actualidad pueden comprarse por 10,99 euros, mientras que los que valían 39, ahora han bajado a 14,99. Una gran rebaja que ha hecho que estas sean más asequibles para los seguidores de la colaboradora de televisión.

Artículo relacionado

En la propia página web del negocio, Belén Esteban asegura que no podría estar más ilusionada con su proyecto. “Estoy muy feliz e ilusionada por compartir con vosotros mi primera colección ‘home decor’, con la que podrás conseguir darle a tu hogar mi toque personal y así estar al día de las tendencias decorativas”, asegura. Unas palabras en las que se daba a entender que se lanzarían más productos. Algo que por el momento no ha ocurrido.