Este miércoles, Roma se vestía de luto para dar el último adiós a Raffaella Carrá en el que será el primer acto de los tres previstos para la despedida con honores a una de las artistas más queridas del país italiano. Pasadas las 17.00 horas, el cortejo fúnebre con los restos mortales de la artista salían de su domicilio situado en el centro de la capital para hacer un periplo por los lugares que marcaron la carrera profesional de la cantante.

El Teatro delle Vittorie, Rai de Viale Mazzini 14 y el Auditorium RAI del Foro Italico se llenaban de curiosos abatidos por la pérdida que aplaudían al paso del coche fúnebre con el cuerpo sin vida de la que ha sido una de sus artistas más internacionales. Sobre el sencillo ataúd de la artista, sin barnizar, se ha colocado una corona de rosas amarillas, color favorito de Raffaella.

Artículo relacionado

Ese último viaje terminará en el Ayuntamiento de Roma donde se abrirá una capilla ardiente abierta al público durante la tarde de este miércoles y el jueves para que todos sus fans tengan la oportunidad de despedirse. Será el viernes, 9 de julio, cuando se celebre el funeral en la Iglesia de Santa María in Ara Coeli con la única presencia de sus familiares y amigos más íntimos, tal y como era el deseo de la protagonista.

Raffaella Carrá último adiós
Gtres

Todo será televisado en directo para toda Italia con el objetivo de que todos sus compatriotas puedan vivir de alguna forma el adiós definitivo a ‘Raffa’, apodo con el que se dirigían a ella sus seres queridos.

La vedette, que moría a los 78 años víctima del cáncer de pulmón, dejó dicho que quería ser incinerada en un ataúd muy sencillo, de madera sin barnizar. Además, también dio instrucciones precisas sobre el tipo de urna en el que descansarán sus cenizas, también muy discreto.