Georgie Dann ha fallecido este miércoles a los 81 años durante una operación de cadera en Madrid.Si por algo va a ser recordado el artista va a ser por tener una trayectoria musical marcada por canciones del verano como ‘La Barbacoa’ o ‘El bimbó’. Durante décadas el cantante triunfó con sus temas, giras y apariciones en televisión. Una trayectoria en la que siempre tuvo el apoyo de su mujer. En 1974 se casó con Emilia García, a la que él siempre llamaba Emy, y tuvieron un matrimonio consolidado en el que ella siempre se mantuvo en un segundo plano.

Artículo recomendado

Muere el cantante Georgie Dann a los 81 años cuando iba a someterse a una operación de cadera

Muere el cantante Georgie Dann a los 81 años cuando iba a someterse a una operación de cadera

Cuando Georgie Dann y Emy se conocieron, ella trabajaba como bailarina en una discoteca de Barcelona. Pero las críticas hicieron que decidiera poner punto y final a su trabajo en este lugar. Entonces Georgie Dann y Emy formaron pareja en lo profesional porque ella comenzó a trabajar como bailarina de él. Y se enamoraron. Comenzaron una relación que en 1974 se consolidó con una romántica boda. Desde ese instante se convirtieron en inseparables y cuando ella dejó su trabajo como bailarina, trabajó como road manager del cantante. Pero sin duda, el proyecto común más importante fueron sus tres hijos.

Georgie Dann

Georgie Dann, junto a su mujer Emmy y sus tres hijos.

Gtres

Georgie Dann y Emy transmitieron a sus tres hijos su pasión por la música. Tanto es así que dos de ellos, Patricia y Paul, formaron el dúo musical ‘Calle París’. Aunque ellos siempre intentaron desmarcarse de alguna forma de su padre para que la popularidad de él no influyera en su camino, el cantante francés siempre se mostró muy orgulloso de ellos y les dio su apoyo de forma incondicional.

Con la muerte de Georgie Dann queda en su familia un gran vacío. El cantante encontraba en su mujer Emy y en sus tres hijos a sus más fieles seguidores. Era junto a ellos con los que era feliz al bajar de los escenarios. Una felicidad de la que pudo presumir hasta el último momento, porque esta unión familiar ha durado hasta su triste desenlace.