La actriz Anne Heche ha fallecido a los 53 años a consecuencia de las graves heridas que le produjo el grave accidente que sufrió el pasado viernes, 5 de agosto. La intérprete de Ohio y expareja de Ellen DeGeneres permanecía desde entonces en coma inducido y, desafortunadamente, no ha podido superar los daños cerebrales del fuerte impacto de su vehículo contra el garaje de una vivienda situada en el barrio de Vista Mar, de Los Ángeles. Las maniobras para rescatarla fueron de una gran complejidad, pues su coche había quedado completamente envuelto en llamas y tardaron cerca de una hora en poder sacarla.

Artículo recomendado

La familia de la actriz Anne Heche no espera que sobreviva al accidente, aseguran en un comunicado

La familia de la actriz Anne Heche no espera que sobreviva al accidente, aseguran en un comunicado

El último y doloroso comunicado emitido por la familia de Anne Heche ya preparaban a todos para la peor de las noticias. “Desgraciadamente, Anne sufrió una herida anóxica cerebral severa y sigue en coma en situación crítica. No se espera que sobreviva. Su elección siempre fue donar sus órganos y se la mantiene en un sistema de soporte vital para determinar si alguno de ellos es viable”, transmitía el mensaje facilitado por el representante de la actriz a escasas horas del dramático desenlace.

Los vídeos del terrible accidente mostraban el Mini Cooper de la actriz conduciendo a gran velocidad y sin control. El vehículo acababa impactando con gran violencia contra el garaje de una vivienda y acababa envuelto en llamas. Tras una hora de arduo trabajo, los bomberos conseguían sacar a Heche del coche, que forcejeaba e intentaba deshacerse de las manos de los médicos que habían llegado en la ambulancia de urgencias al lugar del siniestro. Sin embargo, en pocos instantes, Anne Heche acababa desvaneciéndose, perdía la conciencia y entraba en coma. Llegaba al hospital en "estado extremadamente crítico".

La actriz había expresado su voluntad de donar sus órganos y se la estaba manteniendo con vida con un sistema de soporte hasta determinar qué órganos eran viables para su donación. La investigación policial sobre el siniestro apuntaba a que Anne Heche podría haber estado bajo los efectos de narcóticos en el momento del grave accidente, pero esta hipótesis podría quedar anulada si se demuestra que los restos de sustancias en la sangre de la actriz en realidad corresponde a la medicación que se le administró 'a posteriori'.