Fue a comer con su hija

Mónica Hoyos recupera su vida tras su duro paso por Guadalix

La niña, que ya la supera en altura pese a tener solo 15 años, ha logrado hacerla sonreír tras la dura experiencia de 'GH VIP'

Mónica Hoyos Miriam Saavedra Carlos Lozano
1 / 6

1 / 6

Mónica Hoyos y su hija 3. Mónica Hoyos y su hija

2 / 6

Mónica Hoyos. Decepcionada

3 / 6

Mónica-Hoyos-y-su-hija-2. La gran sonrisa de Mónica

4 / 6

Mónica-Hoyos-y-su-hija1. "Mónica está destruida"

5 / 6

Mónica-Hoyos-y-su-hija-4. Mónica buscará ayuda

Actualizado a

Quizá Mónica Hoyos nunca imaginó que su paso por 'GH VIP' iba a resultarle tan duro como finalmente ha sido. No solo han sido casi tres meses de lucha y obsesión contínua con su archienemiga Miriam Saavedra, sino que a su salida se ha encontrado sin apoyos prácticamente de nadie. Rafa Mora explicaba que "Mónica está destruida" y anunciaba que no se la iba a volver a ver en un plató de televisión. Esto no va a ser posible, al menos de momento, porque la productora le obligará a estar presente en las galas y, posiblemente, en los debates que quedan de aquí a la finalización del programa.

Rafa Mora fue aún más allá y afimó que Mónica buscará ayuda en un especialista. Sin duda, la experiencia de 'GH VIP' ha dejado a Mónica muy tocada, sobre todo el haberse visto derrotada por Miriam debe haber sido para ella un golpe demasiado duro de asimilar.

Relacionado con esta noticia

Como lo ha sido también la actitud de Carlos Lozano hacia ella mientras ha estado concursando. "No me esperaba esta reacción de Carlos. Qué pena que piense que Miriam y yo nos hemos aprovechado de él. Yo sé quién soy yo y él también lo sabe. Me da mucha tristeza que me ponga al mismo nivel que Miriam. Podría haber tenido unas palabras de empatía hacia mí. Yo nunca hubiese reaccionado así ante una situación similar".

Pero si hay una sola persona capaz de arrancarle una sonrisa esa es su hija, Luna, de 15 años, una adolescente que ya la sobrepasa en altura. Madre e hija pudieron por fin reencontrarse tras varias semanas sin verse. Las dos se fueron a comer juntas y vimos a Mónica con una sonrisa de oreja a oreja con la que seguramente intenta ocultar su tristeza por no haber podido ganar 'GH VIP' y haberse quedado a las puertas de la gran final.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?