Que es una reventada. Que es una ex despechada. Que tiene doble cara. Que es una pesada y que da pena. Es su turno. Mónica Hoyos se ha remangado la camisa dispuesta a tirarse al barro. Tal cual. Se ha sentado en el sofá de 'Sálvame Deluxe', dispuesta a callar las bocas de todos los que que siente que la han atacado (léase, Kiko Matamoros y Lydia Lozano). Y, sobre todo, a responder a su ex Carlos Lozano y a su novia, Miriam Saavedra. 

Artículo relacionado

Mónica Hoyos tenía mucho a lo que responder y muchos fuegos que apagar porque, para más inri, a todo lo que hemos enumerado, hay que añadirle que el nuevo presentador de 'Granjero busca esposa' la ha acusado repetidamente de ponerle problemas para ver a su hija en común, Luna. Y, cómo no, tampoco debe ser plato de gusto tener que ver a Miriam Saavedra, la nueva novia superjoven de su ex en 'Supervivientes 2016, el reality del momento. Un caldo de cultivo que es puro alto voltaje. ¿Se habrá quedado a gusto o le habrá subido aún más la tensión? 

El tirón que ha supuesto 'GH VIP' para la expareja, lejos de unirles les ha puesto en pie de guerra. Cuando podrían hacer cada uno la vida por su lado, Mónica fichada por 'Mujeres y Hombres y Viceversa' y Carlos Lozano como nuevo presentador de 'Granjero busca esposa', se agria y deteriora su relación. Todo con pinta de ir in crescendo con la visita de la peruana al Deluxe, donde la lista de rencores y reproches a Carlos y su novia Miriam, se antoja infinita. 

Esto es lo que ha dado de sí su entrevista, sin teléfonos y sin intermediarios, pero con Kiko y Lydia esperando en la salita. Se ha escuchado en silencio y con respeto a Mónica, quien ha conseguido captar la atención y sacar de quicio a Kiko Matamoros. Pero para compensar,  Lydia Lozano ha hecho perder la paciencia a la peruana.

-¿Te ha hecho sentir la mala?

-Parece que sí, que esto es un cuento y que a mí se me ha asignado este papel de mala de la película. Es que ha estado en la Casa y no se ha enterado de nada, pero también es que parece que es su sensación.

-¿Qué tienes que decir sobre la conversación por teléfono de la semana pasada?

-Mi actitud estuvo fuera de lugar. Tengo un temperamento fuerte y soy impulsiva. Tendría que haber cogido el teléfono y guardarlo debajo de la almohada, pero cuando estoy escuchando esas cosas no puedo quedarme sin hacer nada.

-¿Todo lo que dijiste lo sentías?

-No eran las formas, tendría que estar más tranquila, pero sí que lo sentía.

-¿Qué es lo que menos te gustó?

-Quiero que quede zanjado esta noche y lo he hablado con él antes de venir: lo que menos me gustó fue el tema de mi hija. Se dio a entender que pongo dificultades, porque estaba despechada y enamorada, y ponía impedimentos entre Carlos y mi hija. No me creía lo que estaba escuchando. Si las mentiras se repiten, al final la gente se lo cree. Creo que Carlos tendría que haber sido más taxativo en ese tema. En todo este tiempo que llevamos separados jamás ha habido una queja de que no puede ver a su hija. Es que lo escuchaba y me estaba doliendo. Cuando Carlos no ha podido ver a su hija, se la he llevado yo sin poner problemas.

-¿Vuestra relación ha cambiado después de la casa?

-Antes de la casa era muy buena, pero en la entrevista parece que no es así...

-¿Corremos el riesgo esta noche de que hayáis hecho un pacto?

-Hemos hablado después de la entrevista de la semana pasada, pero no he pactado nada, porque hay unas cosas que tengo que aclarar. No le ha cabreado que esté esta noche aquí. Me ha animado él.

-¿Puede que Carlos crea que que te estás aprovechando de su éxito ahora?

-En Perú le ayudé yo, porque es el padre de mi hija y porque le he querido muchísimo.

Mónica Hoyos

-En realidad no os soportáis. Mantenéis una relación de cara a la galería....

-Él es duro de pelar.

-¿Te molesta el retintín conque habla de que le has ayudado en su carrera?

-Sí noté ese tono, pero es que al hacerlo así tendría que saber que crea más controversia. Yo creo que la gente no se creía que yo le había ayudado en Perú. Carlos ha hecho cosas por mí también, antes de Perú, claro. Las cosas se reconocen, pero se reconocen de corazón. Creo que sí que lo ha hecho de corazón, pero es verdad que en Perú no tenía las conexiones necesarias para entrar. Y yo lo que quería es que él y mi hija estuvieran juntos. Me exalté en la llamada con este tema. Yo cada vez me ponía más nerviosa y yo le eché en cara que le había pagado los billetes de Perú y de que vivió en mi casa, y dijo que se le había olvidado.

-¿No te parece extraño que se le haya olvidado todo esto?

-Ha viajado muchas veces a Perú. Puede ser. 

-La relación que mantenéis rara. Estáis en un continuo tira y afloja...

-Es que siempre hemos tenido un acuerdo de mantener una relación buena. Mis padres se separaron cuando yo era pequeña. Estuve distanciada de mis padres y viví con mi abuela. A los 6 años empecé a viajar de Perú a España sola, con escalas, y eso me marcó. Fueron muchos años y fue duro. Mi madre estaba aquí y mi padre en Perú, y yo de un lado para otro. No quería que mi hija pasara por eso jamás en la vida. Mi idea era tener una vida conjunta.

-¿Te hundió la separación?

-Sí, en ese momento, porque teníamos un proyecto en común y, a lo mejor, Carlos no estaba preparado. Yo acababa de dar a luz y ya no estaba con mi marido, y todas las ganas de que mi hija no pasara por lo que yo viví se fueron al traste.

-¿Qué has hecho por tu hija?

-Siempre he hecho todo lo posible porque no viva momentos intensos ni desequilibrios ni que tenga que coger aviones ni que vea las cosas que yo vi de pequeña. He hecho todo lo posible para que ella no lo repita. 

-¿Te defraudó Carlos?

-Sí.

-¿Con su infidelidad, también?

-Yo estaba en Perú hace años y me hacías una entrevista donde me decías que Carlos había reconocido que me había sido infiel con una. Me dijiste que cuando es una, son muchas. Yo me enteré por la tele. Aquellas imágenes, en un parque... Me sentí mal. Ya estábamos muy mal, pero verlo, lo vi en la tele. Lo recuerdo aun hoy.

-¿Cómo reaccionaste?

-Lo vi en casa de una amiga. Soy una persona muy solitaria y muy mía. Intento hundirme yo y subir sola. No me gusta mucho compartirlo.

-¿Sentiste vergüenza?

-Sí, Claro. Me sentí sola y dolida. Porque finalmente acababa de dar a luz. Quizás de este tema no hemos hablado claro. Tampoco no le he obligado a que reconozca nada. Es que ya hace muchos años. Le diría que me dolió y que me sentí sola en ese momento. Esperaba lo que esperas cuando das a luz, lo que pasaba es que estábamos muy mal y casi no estaba ya en casa.

-Cuando se produce la infidelidad, ¿qué recuerdas?

-He hecho mucha terapia y ya ni lo recuerdo , porque intento borrar las cosas malas y tirar hacia delante. Lo que pasas es que Carlos es muy dicharachero y poco reflexivo para hablar.

-Eso cuesta perdonarlo...

-Sí, pero ahora supongo que estuve tan dolida y el perdón tardó mucho en llegar. Por eso, cuando le defendía, al principio, la gente me decía arrastrada. 

-¿Él te pidió perdón por la infidelidad?

-En aquel momento, no, porque como discutíamos tanto y me dijo que no era nada serio. Yo sí que soy de ir y pedir perdón, pero es que él no lo veía así. Veía que discutíamos mucho y no se iba a arreglar, y las cosas venían así. Carlos no pide perdón, lo hace de otra forma.

Gema. En el verano de 2007 él se quejó de que no le dejabas ver a su hija.

-Fue el verano de la infidelidad y yo estaba muy mal. Carlos estaba hablando con otras personas y me demanda. 

Gema. "Estoy aquí para ejercer mi derecho como padre, porque Mónica no me deja ver a mi hija". Esto lo dice Carlos delante de los Juzgados. Según Carlos, dos años antes te dice de ir a un abogado matrimonialista, porque las cosas ya estaban muy mal, pero tú dijiste de seguir la relación. Tú, dolor en silencio, no lo has vivido, porque llevas hablando 10 años de Carlos Lozano.

-En estos 10 años, ¿qué problema he tenido con él por mi hija?

Belén Esteban. ¿Quién de nosotros te ha dicho mala madre?

-Lo sentí así cuando estabais hablando y que estaba aprovechándome de mi hija contra su padre, porque estaba despechada y enamorada.

Belén Esteban. Yo creo que hoy tú vienes a vender tus miserias...

-Sin duda, esta vez. Pero, en 10 años, no lo he hecho.

María Patiño. ¿Qué has tapado de Carlos?

-Él sabe que he aguantado muchas cosas. Discusiones, que he tirado muchas veces con mi hija sola, que me he callado cosas...

María Patiño. ¿Cuándo se ha comportado mal? ¿Como padre?

-Como padre, no. Nunca.

Kiko Matamoros y Mónica Hoyos

Jorge Javier. Tema Miriam...

-Me molestó muchísimo que Carlos le contara a nuestra hija antes que a mí, que salía con una chica 30 años menor.

Kiko Matamoros. Quieres llevarte el crédito de Carlos por delante porque eres una despechada y nadie te cree.

-Yo estoy contando mi verdad. 

Kiko Matamoros. Dime que no estás celosa de Miriam.

-No estoy celosa de Miriam. No me gustó que dijera que para mí ella está muerta, y se lo dije a Carlos.

Gema. ¿Qué no te gusta de Miriam?

-A mí, me dice la manager de Carlos que Miriam no va a venir a GH VIP, porque cuando salga de la Casa, él será el encargado de presentarla. Dicen que yo no he dejado entrar a mi hija en directo. No me gustó que dijera que yo estaba muerta, que me dijeran que ella estaba haciendo previas hablando mal de mí para coger más caché.

María Patiño. No, es su representante el que ofrecía previas de ella para hablar mal de ti.

Gema. ¿Cómo llevarías que lo de Miriam y Carlos fuera a más y tuvieran hijos?

-Me molestaría, porque me gustaría que quedara resuelto el tema de mi hija. Pues si es estable, no me importaría, pero que aparezca en GH VIP de esa forma, no me parece serio.

Lydia Lozano. ¿Por qué has hecho juego sucio contra ella y has lanzado basura contra ella?

-No sé ni quién es ni he hablado con ella, pero estoy en todo mi derecho de opinar de la persona que sale con el padre de mi hija.