Su ausencia había pasado desapercibida, en consonancia a la discreción con la que maneja su vida fuera de los platós. Pero la vuelta a los informativos de Antena 3 este fin de semana ha sido de las más especiales y emocionantes que ha vivido Mónica Carrillo. La periodista ha querido explicar desde sus redes sociales la lucha que ha estado librando detrás de este silencio fortuito. Y es que ha estado tratándose de un cáncer de piel del que ya se encuentra recuperada, pero del que ha querido hablar y mostrar con total honestidad, rompiendo su regla de oro de no hablar de su vida privada.

Artículo relacionado

Nada más relajarse el confinamiento en junio, lo primero que hizo la presentadora de informativos fue ir al dermatólogo. El motivo: "una pequeña herida que no terminaba de cicatrizar", situada en la nariz y que había aparecido hacía solo un par de meses. "Finalmente, el cirujano me confirmó que se trataba de un carcinoma basocelular, un tipo de cáncer de piel en la nariz", ha confirmado natural y sin paños calientes.

Después del rápido diagnóstico y de que el doctor le extirpara el carcinoma, aquel fue el primer día de su vida luchando contra el cáncer de piel. "Comencé un lento periodo de recuperación hasta mi reincorporación al trabajo el día de hoy", confiesa serena y feliz de que todo avance favorablemente.

Mónica Carrillo

Artículo relacionado

Si bien es muy celosa de su intimidad, Mónica ha subrayado que ha dado este paso, porque cree que "las redes pueden servir para dar visibilidad a cuestiones como ésta". De ahí que haya compartido junto a su valioso y valiente testimonio las fotos de "cómo ha sido mi evolución en los últimos tres meses, sin filtros ni retoques".

Mónica Carrillo ha querido transmitir lo importante que es hacerse revisiones periódicas, tener confianza en los médicos para que se pueda actuar rápido en estos casos, además de cuidarse y protegerse del sol. En ocasiones la vida nos da zarpazos. (...) Nos ponemos a prueba nosotros mismos y también las personas que nos rodean. A partir de ahora, a mí me acompañará este arañazo en el rostro. Ya nos estamos acostumbrando y creo que incluso nos caemos bien. 👩🏼‍🎤", concluye la optimista reflexión sobre la difícil experiencia que le ha tocado vivir.