Mila Ximénez se ha puesto el mundo por montera, fiel a su carácter inconformista. La colaboradora más querida de la televisión, que nunca ha dejado indiferente a nadie con su sinceridad, sus frases demoledoras cargadas de ironía, estrena edad. A sus 69 años está concentrando sus fuerzas en un nuevo tratamiento pionero contra el cáncer de pulmón que le diagnosticaron hace casi un año. Mila Ximénez es de las personas que, si hace una promesa, pone toda la energía en verla cumplida. Más si a quien le ha dado su palabra es a su hija, Alba Santana, lo más importante para ella en este mundo.

Artículo recomendado

Carlota Corredera felicita a Mila Ximénez por su cumpleaños: "¡Ay, qué ganas tengo de verte!"

Carlota Corredera felicita a Mila Ximénez por su cumpleaños: "¡Ay, qué ganas tengo de verte!"

Este viernes 21 de mayo Mila Ximénez cumple 69 años después de doce meses en que su vida ha dado un giro de 180 grados. Tras un complicado confinamiento que puso al límite su resistencia física y mental, y donde el cáncer empezó a dar sus primeras señales con aquel irritante herpes zoster que apareció en su rostro, la querida bloguera de Lecturas anunciaba en junio del año pasado que le habían diagnosticado cáncer de pulmón. Alertada por unos dolores insoportables de espalda, que le sobrevenían incluso en el directo de 'La última cena', acudía al médico, que le daba un mal pronóstico, pero también fue el lugar donde su doctora le dio el primer mensaje de esperanza y lucha.

Artículo recomendado

A Mila Ximénez su hija le ha dado un chute de energía

A Mila Ximénez su hija le ha dado un chute de energía

Su entorno, volcado con Mila

Semanas después, le puso apellidos en un emocionante 'Deluxe' que supuso un hasta luego para afrontar el primer tramo del tratamiento: "Tengo en los pulmones, en el hígado y más partes". Mila Ximénez ha protagonizado desde entonces regresos que nos han dejado con el corazón en un puño, no solo por la emoción, sino porque, sin pretenderlo, ha dado una valiosa lección de normalizar el proceso de tratamiento y curación del cáncer, una enfermedad que aún sigue siendo un tabú. No se ha ahorrado detalles. Ha explicado lo peor y lo mejor, las buenas y las malas noticias, se ha detenido en los momentos de frustración y ha celebrado los progresos. Pero sobre todo ha hecho un canto de amor hacia un entorno que se ha volcado con ella en esta encrucijada vital.

Su hija, Jorge Javier Vázquez, Terelu Campos, Belén Esteban, Belén Rodríguez, Carlota Corredera, Raúl Prieto, sus hermanos, que entienden perfectamente sus emociones e inquietudes tras vivirlo en primera persona, le dejan claro con gestos que no solo están con ella en el tratamiento nuevo que empezaba a principios de abril, y del que contamos los detalles en Lecturas, sino en su deseo de ver materializado la promesa a su hija Alba y a sus dos nietos, a los que adora: "Por ella, voy a luchar sin tregua, para darle el regalo que se merece. Vencer en esta batalla que estoy librando. Y así será".