Mila Ximénez se rompió ayer en 'Sálvame' como nunca desde su vuelta al trabajo. La colaboradora explicó el pasado mes de junio que padece cáncer de pulmón y tras un verano centrada en su tratamiento y en los suyos decidió volver a la televisión con un único objetivo: "Volver al trabajo, volver con amigos... todo esto hace el camino más ligero. Ahora hay que llegar a la meta", explicaba ella misma.

Artículo relacionado

Pero 'Sálvame' sigue su ritmo y al final la colaboradora se ha visto envuelta en una situación que le ha hecho llorar y abandonar el plató por un enfrentamiento con su amiga María Patiño. Al final, la presentadora ha acabado pidiendo perdón pero todo este enfrentamiento ha removido bastante a Mila, que ha acabado haciendo una confesión a Jorge Javier Vázquez.

Mila Ximénez y Jorge Javier Vázquez
Telecinco

"No quiero que nadie me vea llorar, no quiero que Alba lo pase mal, porque yo estoy bien. Tengo menos talante para aguantar las cosas. Yo no tengo nada en cuenta y si haces una balanza hay muchas cosas buenas", ha explicado Mila a su amigo. La lucha de Mila contra el cáncer no ha acabado y sus miedos siguen presentes: "Me da la vida venir aquí pero estoy más sensible que otras veces. Tengo más miedos y menos seguridad, algún día tenía que salir".

Mila Ximénez se ha sincerado sobre su estado de salud: "Ojalá todo esto pase, no quiero que sufra la gente que está conmigo. Todo esto ha sido traumático e intento llevarlo bien pero tal vez no lo llevo bien", ha expresado antes de seguir con su trabajo sacando fuerzas, como es habitual en ella.

Artículo relacionado

La colaboradora ha explicado que su enfrentamiento con María Patiño le ha hecho recapacitar y Mila ha reconocido que aún está muy cansada, pero como ya confesó si hay algo que no soporta es "vivir como una enferma", de ahí que poco a poco y con el apoyo de su equipo médico esté volviendo poco a poco al trabajo y su esfuerzo está siendo titánico.

Mila Ximénez Sálvame
Telecinco