Cuando a Mila le dijeron que tenía cáncer se quedó paralizada, casi sin capacidad de reacción. Una mala noticia así no se la espera nadie, pero Mila es una mujer fuerte, como ha dejado demostrado en muchas ocasiones, y también saldrá airosa de esta dura batalla.

Su presencia en 'Sábado Deluxe' fue de las más deseadas. Si hay algo que Mila ha podido constatar es cuánto se la quiere, y así lo reconoció ella misma en la entrevista que le realizó María Patiño. Pero hay algo que también dejó muy claro: "No quiero dar pena". No quiere que la compadezcan y por eso quiere darle normalidad a su enfermedad.

Artículo relacionado

Mila y María Patiño

Así, ha hecho una promesa muy rotunda a sus jefes, a sus compañeros y, por supuesto, a sus seguidores. "A mis jefes le he dicho que en septiembre me apunten en la pizarra", dijo en 'Sábado Deluxe', y es que Mila quiere estar cuanto antes de nuevo en primera línea de fuego, algo que por supuesto todos celebramos.

"A lo mejor alguna semana no estaré, cuando tenga quimio más gorda, pero quiero trabajar y darle normalidad a todo", añadió Mila.

Y seguro que sus jefes le hacen caso porque, aunque lo prioritario es su salud, no es menos cierto que trabajar y mantener la mente ocupada es una de las mejores terapias en cualquier enfermedad. Además, Vasile la telefoneó, una llamada que Mila no esperaba y que, sin duda, ha sido la que más le ha sorprendido.

"Me dijo que si necesitaba ayuda para el médico o algo se lo pidiera. Yo le dije que muchas gracias pero que no hacía falta. Él me dijo que nunca le he pedido nada", explicó Mila.