Miguel Bosé ha reaparecido tras la polémica de las mascarillas y lo ha hecho, para sorpresa de todos, dando explicaciones y de una forma que no ha pasado inadvertida para nadie. El cantante era el protagonista de un vídeo en el que mostraba su apoyo a quienes defienden teorías conspiratorias contra la pandemia y esto ha provocado que su imagen se pusiera en disparadero de numerosas críticas.

Artículo relacionado

Además de recibir comentarios muy negativos por su forma de pensar esta polémica ha traído situaciones del pasado muy polémicas con rostros conocidos como Toñi Moreno o Rosa Benito, que han recordado algunos episodios de lo más controvertidos que han vivido junto al cantante.

En este espinoso escenario y después de que Twitter le haya cerrado una de sus tres cuentas, el hijo de Lucía Bosé ha dado el paso y ha publicado un vídeo de dos minutos en su perfil de Instagram en el que ha querido explicarse. "Me han castigado, he sido un niño malo", ha dicho después de confirmar que ha sido vetado en las redes sociales temporalmente con uno de sus perfiles.

Pero sus palabras no han quedado ahí. Con una clara afonía y un aspecto ante el que muchos de sus seguidores han manifestado su preocupación, Miguel Bosé ha afirmado: "el bicho existe y el bicho ha matado a mucha gente. A mayores, también a personas que tenían patologías previas... Ha matado a mucha gente en marzo y abril, desde ese momento la cifra ha ido bajando".

De esta forma, ha querido expresar la razón de su apoyo a estas teorías y el porqué de su apoyo a una manifestación contra el uso obligatorio de las mascarillas, actitudes que han causando una gran indignación. "Nunca he dicho que no existiera, pero en este momento su fuerza está disminuyendo. Eso es oficial", ha dicho durante su intervención, y ha rematado: "En resumen: habemus bicho".