El actor Micky Molina atropelló el pasado miércoles a una niña de 9 años en Ibiza mientras conducía bajo los efectos del alcohol. El suceso ocurrió a mediodía en un aparcamiento de un restaurante de la localidad de Sant Carles, según ha informado Diario de Ibiza. La pequeña, que resultó herida leve con contusiones en las piernas, se encuentra fuera de peligro.

Artículo relacionado

El accidente ocurrió alrededor de las 14:15 horas del pasado miércoles cuando la familia de la menor aparcaba su coche al lado de otro vehículo en el aparcamiento de un restaurante. El Jeep que conducía Micky Molina, según han contado testigos a Diario de Ibiza, “se puso en marcha a toda velocidad” cuando la niña bajaba del automóvil con sus abuelos y su madre.

La menor, que estaba entre los dos coches, cayó al suelo tras ser golpeada por el todoterreno que, según cuentan testigos a Diario de Ibiza, “luego dio marcha atrás rápidamente y se salió a la carretera”. La niña, que fue trasladada al hospital, sufrió contusiones en rodillas y piernas pero no presenta fracturas.

El actor Micky Molina dio positivo en las dos pruebas de alcoholemia que le realizaron los agentes de la Policía. En la primera de ellas el resultado fue de 0,95 miligramos de alcohol por litro de aire. En la segunda prueba el resultado fue de 0,91 mg/l de aire espirado. La tasa de alcoholemia que resultó de ambas pruebas fue “positiva, penal”, tal y como informa Diario de Ibiza. Aunque no llegó a ser detenido, Micky Molina está ahora investigado por delito contra la seguridad vial.

Días después del accidente y con las aguas más calmadas, la familia de la menor ha querido dar su versión de los hechos mediante un comunidado oficial: "En el momento de los hechos nuestra hija se hallaba situada frente al coche del actor, quien, a bordo de su vehículo inmovilizado y según nos explicó posteriormente, intentaba situar la palanca de cambios en la 'P' de parado y al fallar esta maniobra no pudo evitar que el vehículo se desplazara ligeramente hacia adelante tocando levemente a la niña", ha comenzado escribiendo la familia Navarro-Requeno.

"Miguel nos pidió perdón muy compungido y tras el incidente se ha puesto en contacto con nosotros cada día para interesarse por el estado de la niña, pidiendo constantemente disculpas y lamentando lo sucedido", han seguido escribiendo.

"Finalmente y como conclusión de lo antedicho, rogamos a los medios de comunicación que informen con rigor y prudencia, sin estridencias y ateniéndose a los hechos... Volvemos a insistir, Micky en todo momento se ha mostrado muy apesadumbrado por el incidente y ha tenido para con nosotros un comportamiento amable, colaborador, solícito y cariñoso", han concluido.

En ningún momento los padres de la niña accidente han querido repercutir "en el prestigio personal o profesional" del actor.