Después del fiasco de la selección de fútbol argentina en el Mundial de Rusia, qué mejor que olvidar el amargo sabor de boca poniendo kilómetros de por medio y disfrutando de unas largas vacaciones. La temporada con el F.C. Barcelona ha sido larga y el impacto emocional del mundial se ha cobrado un gran desgaste, y Leo Messi estaba pidiendo este merecido descanso como agua de mayo. Nada hay más reparador que pasar el mayor tiempo posible con su mujer Antonela y sus tres hijos pequeños. Tras la competición de selecciones nacionales, el crack argentino hizo las maletas y se llevó a su familia a las Islas Turcas y Caicos, un paraíso caribeño entre Cuba y República Dominicana donde han pasado diez intensos días lejos de cámaras indiscretas.

Transcurrido ese tiempo, Leo y Antonella volvían a tierras barcelonesas, pero no por mucho tiempo, porque desde allí cogían de nuevo un avión que les ha llevado a uno de sus destinos nacionales favoritos, Ibiza. Lo que tiene con la isla pitiusa se puede catalogar como romance, pues además este año también adquiría allí el Hotel Es Vivé (ahora MiM Ibiza Hotel), un establecimiento de cuatro estrellas de estilo art decó situado en la playa de Es Figueretas y a pocos minutos en coche de la Platja d’en Bossa.

Artículo relacionado

Como casi cada año, el delantero del F.C. Barcelona ha protagonizado preciosas estampas familiares sobre la cubierta del yate con el que ha se encuentra surcando las aguas cristalinas del Mediterráneo. Messi ha ejercido de auténtico padrazo refrescando a sus hijos para soportar las altas temperaturas y enseñándoles a usar la tabla de surf. Quien también ha estado muy pendiente de los hombres de su vida ha sido Antonela, el mayor apoyo de Messi, quien ha recibido duras críticas por el fracaso del mundial.

El primer equipo del club culé ya se encuentra concentrado preparando la pre-temporada de fútbol, pero Messi cuenta con permiso hasta el 1 de agosto para incorporarse al trabajo, aunque podría volver antes a Barcelona mientras su mujer y sus tres hijos siguen de vacaciones en Ibiza.