Ya se han cumplido cuatro intensos meses desde que Kiko Rivera abriera la caja de Pandora y no hay semana que alguna información no coloque a Isabel Pantoja en el punto de mira. Este fin de semana, era Irene Rosales quien recordaba que desde el pasado 30 de enero, la artista no se había vuelto a poner en contacto con sus hijas, una falta de relación que le duele especialmente: "Es la única abuela que les queda", recordaba.

Kiko Rivera también hacía público recientemente una pregunta de su hija que le rompía el corazón. Tras ver a Isabel Pantoja en un vídeo de Youtube, la pequeña de cinco años le preguntó a su padre “papá, ¿por qué no llamas a la abuela?”. Unas palabras ante las que el Dj se quedó sin respuesta: “Se me cayeron dos lágrimas”, admitía con desazón.

Artículo relacionado

Al margen de la situación personal con su madre, si hay algo que le duele enormemente a Kiko Rivera es que Isabel Pantoja no se preocupe por sus nietos. Este lunes, el Dj aprovechaba su perfil de Instagram para enviar un mensaje cargado de sentimientos a sus dos hijas, un texto en el que irremediablemente aparecía la sombra de la tonadillera: "No os puedo prometer ser un padre perfecto pero si os puedo prometer que estaré siempre a vuestro lado", escribía para terminar con una promesa que su madre ha tirado por tierra: "Siempre seréis mi prioridad ante cualquier cosa es por vosotras que intento estar fuerte ante las adversidades. Os amo con locura princesitas".

Kiko Rivera con sus hijas

Kiko Rivera envía un precioso mensaje a sus hijas

Instagram @kikorivera

Kiko Rivera ha encontrado en sus tres hijos, además de en su mujer y sus amigos más íntimos, la fuerza suficiente para seguir adelante y salir fortalecido de esta situación. En los próximos días, tal y como anunciaba Irene Rosales, el Dj comenzará una terapia para desligarse definitivamente del mundo de las adicciones. Un punto de partida con el que pretende borrar de manera tajante su pasado.