Jorge Javier Vázquez (53 años) reaparece ante las cámaras de Telecinco. Lo hace tres meses después de ausencia y aceptando un reto de lo más complicado. El presentador pone al frente de la franja que se le resiste a Telecinco, una que lleva años sin liderar. Pablo Motos (58 años) y sus hormigas se hacen noche tras noche con el minuto de oro mientras reciben a algunos de los rostros más reconocidos y esperados, como el de Olga Carmona. La campeona del mundo se ha pasado este lunes por el plató de Antena 3 para contar su experiencia al otro lado del mundo. El catalán regresa a su casa y lo hace con una clara mención a 'Sálvame' mientras responde en directo a Ana Rosa Quintana (67 años).

Artículo recomendado

Jorge Javier lamenta que ya no tiene en casa a su burro Fortunato tras la denuncia de sus vecinos

Jorge Javier

El presentador de 'Cuentos chinos' envió una carta a su ahora rival, Pablo Motos, antes del estreno. "Como dijo Andreu Buenafuente: 'La gente de nuestro oficio, los profesionales, no competimos, coincidimos'", escribe en la citada carta. Pero sus palabras no han dejado indiferentes a nadie, ni siquiera a Ana Rosa Quintana. "Que ganas de oír tus 'Cuentos Chinos', yo de chinos sé un montón", ha escrito la reina de las mañanas (ahora será de las tardes) de Telecinco. La presentadora de 'TardeAR' hacía así referencia a Usera, el madrileño barrio en el que creció. El que ella misma definió como el 'Chinatown' de la capital española.

La conversación no se ha quedado ahí. Jorge Javier ha querido aprovechar una mención (comentando que el próximo lunes volverá a antena con 'TardeAR') a la presentadora para responderle en directo. "Todavia no me ha llamado, pero si esto fuera una novela de misterio te diría que no me siento con fuerzas para visitar el lugar del crimen. Aunque sí que te puedo decir que estaría encantado de recibir a Ana Rosa", ha dicho ante las cámaras de 'Cuentos chinos'.

Jorge Javier Vázquez
Telecinco

 

 

Jorge Javier le envía una carta a Pablo Motos

Jorge Javier tuvo que hacer frente, al igual que el resto de sus compañeros, al cierre de 'Sálvame'. El magacine les ha permitido amenizar las tardes de miles de personas durante la friolera de 14 años. Ahora, el presentador da un paso al frente con 'Cuentos chinos', un espacio al que promete invitar a todo tipo de personalidades. Pero antes de su estreno, ha publicado una carta dirigida directamente a Pablo Motos. Jorge Javier ha querido ser directo con su principal rival en el prime time. Lo ha hecho con una clara declaración de intenciones. 

En ella, Jorge Javier se presenta como su vecino "el de la acera de enfrente" y le asegura que llega para hacerle "compañía", o mejor dicho, la competencia. Sabe que es un rival duro. "Querido Pablo, yo no soy tonto. Yo sé que tu casa es majetuosa, pero mira, la mía la voy a dejar monísima y acogedora", ha escrito. 

Artículo recomendado

El mensaje de Jorge Javier Vázquez a Ana Rosa Quintana desde el plató de 'Cuentos chinos'

Jorge Javier Vázquez

Jorge Javier es consciente de que, pese a sus diferencias, los espacios tienen lugares comunes. Algo que ya le ha ocurrido a 'El Hormiguero' y 'La resistencia', quienes han compartido invitados (como Manuel Turizo). "A ver, yo sé que seguramente alguna vez coincidiremos en invitar a las mismas personas. Entenderé cuando prefieran ir a tu casa antes que a la mí, pero no por ello voy a dejar de invitarlas, eh", comenta en la citada carta. Pese ae eso, el que fuera presentador de 'Sálvame' asegura que no va a tirar la toalla: "Yo creo que hay sitio para todas y quizá algunas, pues yo que sé, les apetezca venir a conocerme. Oye, igual les gusta tener otro vecino con el que charlar, aunque sea alguien como yo".

Jorge Javier habla por primera vez de su baja médica

El que fuera presentador de 'Sálvame' ha pasado meses alejado de los focos. Ha estado de baja médica, y también de vacaciones en Argentina. "Allí decía que era profesor de secundaria. Total, no me conoce nadie", ha confesado en el estreno de 'Cuentos chinos'. Ha dado cuenta de que vuelve con energía y con ganas de hacer frente al que puede ser el mayor reto de su carrera, pero antes ha querido sincerarse sobre estos últimos meses. 

“El 18 de mayo yo acabo en urgencias y en un hospital con una subida de tensión. Nadie acaba en urgencias porque sí. Me di cuenta de que había un momento que no podía seguir tirando de mí, que no podía seguir”, ha expuesto el presentador. “Todo el mundo sabe que en esta empresa se estaba viviendo una transición, que fue especialmente dolorosa”, ha añadido, haciendo mención al cambio que ha sufrido el grupo de comunicación al cual pertenece.

Ha sido una época difícil para Jorge Javier. “He pasado por muchos estados de ánimo durante la baja médica: rabia, ira, desengaño...”, ha confesado. Ha reflexionado, y mucho, sobre la situación que atravesaron, de la cual asegura haber sacado varias conclusiones. “Fui capaz de atar cabos y de saber exactamente qué ocurrió y quienes participaron”, ha declarado. Es decir, en este tiempo no solo ha tratado de recuperarse, también ha querido entender cuál es la realidad de la empresa en la que trabaja.