Esta noche tendremos un 'Sábado Deluxe' calentito, calentito. De eso se va a encargar Maite Zaldívar, quien fuera esposa de Julián Muñoz hasta que se cruzó en sus vidas Isabel Pantoja. Aquel sonado romance entre el entonces alcalde de Marbella y la tonadillera más famosa de este país llenó ríos de tinta y ocupó horas y horas de televisión. La ruptura matrimonial de Julián Muñoz y Maite Zaldivar y el juicio que esta le interpuso al exalcalde, en el que Muñoz se declaró insolvente, destapó lo que sería denominado el caso Malaya, con sus tres protagonistas principales en prisión.

Artículo relacionado

Maite llega al 'Deluxe' con muchas ganas de hablar y con toda la artillería a punto para descargar contra Isabel Pantoja, a la que tilda de "gafe" y responsabiliza de todos sus males. "Lo peor que me ha pasado en esta vida ha sido que en ella asomase Isabel Pantoja, porque a partir de ahí, todas mis desgracias vinieron juntas... Que es gafe, sí. Totalmente".

Mala gente, manipuladora... Maite Zaldívar no tiene buenas palabras para Isabel Pantoja. "Si no eres buena madre y no eres buena abuela, no eres buena gente... Y le quita a las nietas un puñetero coche... Yo sé cómo se ha portado con los hijos del que fue su gran amor [Paquirri] y, sobre todo, sé cómo se portó con mis hijas", ha explicado Isabel en conversación teléfonica con la redacción de 'Sábado Deluxe'.

"Manejar, intimidar, coaccionar... Es manipuladora hasta el más allá", asegura Zaldívar. "Hay veces que uno se queda solo porque uno lo elige, pero hay veces que está solo porque te mereces estar solo, porque has utilizado a todo el mundo".

Maite Zaldívar no perdonará nunca a Isabel Pantoja. "Llegaron a acusarme de que lo que tenía eran celos de ella, porque me había quitado económicamente algo... No, yo siempre lo hice porque había roto una familia. Disfrutó haciéndome daño"

"Al final, ¿sabes qué pasa? Ella pasó por llevarse a mi marido, pasó por llevarse mi vida y yo pasé por la cárcel, pero ella también. Julián Muñoz no le enseñó a esta señora nada que no supiera hacer. Para ella Julián Muñoz fue un kleenex", afirma Zaldívar.