Ya había dejado claro, en alguna que otra ocasión, que su corazón estaba ocupado. Eso sí, sin entrar en detalle y de una forma algo poética que no terminaba de saberse si era un amor tangible o más bien literario. Era lo primero, claro. Máximo Huerta compartía una imagen en su perfil de instagram junto a su actual pareja después de pasar unos días arropado por su habitual grupo de amigos. Una instantánea en blanco y negro y sin más mensaje que un ancla pero que no dejaba margen a la duda. El presentador está enamorado y lo grita a los cuatro vientos. ¡Qué bien sienta un poco de romanticismo en los tiempos que corren!

Artículo relacionado

Máximo Huerta ha pasado unos meses complicados. El presentador, actualmente cabeza visible de A punt, el canal autonómico valenciano, trasladaba su inquietud por la salud de su madre a la vez, casi, que sufría un accidente doméstico que le llevaba a estar una temporada con la mano enyesada. Un revés que terminaba con una recuperación y buenas noticias y que no interrumpía su labor diaria en televisión.

Tras estos meses de preocupación, Huerta aprovechaba las vacaciones para compartir, de nuevo, días junto a los que siempre han estado a su lado. Una escapada con amigos en la que también se encontraba el que es su actual pareja. Una relación discreta pero que no había pasado desapercibida para los muchos seguidores del presentador. Ahora ha querido presentarle en sociedad con una preciosa fotografía

Máximo Huerta

Máximo Huerta presenta a su novio en esta fotografía

Instagram @maximohuerta

En blanco y negro y cogiéndole un poco más arriba de la cintura, el escritor ha optado por un solitario emoji de un ancla para referirse a su novio. Sin aspavientos ni anuncios, como viene siendo su tónica habitual. Rápidamente, recibía numerosos mensajes de sus seguidores, tanto conocidos como anónimos. Y es que la pareja lleva ya tres años juntos y se encuentra en un momento de gran estabilidad.

Una nueva vida

Máximo Huerta dejaba Madrid para volver a sus orígenes. El presentador se convertía en el encargado de llevar el peso de las tardes de A punt con ‘Bona vesprada’, un magazine del que se siente muy orgulloso. Una oportunidad para retomar su carrera en la Comunidad valenciana y, a la vez, estar más cerca de su madre. Los problemas de salud que ha acarreado han sido su máxima preocupación a lo largo de estos últimos meses y han centrado su día a día, compaginándolo con sus obligaciones profesionales.