Confiaba en no tener que llegar hasta este punto pero, finalmente, sí va a tener que ponerse en mano de los médicos. Máximo Huerta se somete hoy mismo a una intervención después de sufrir un accidente doméstico con el que acabó con un brazo enyesado. “Me han quitado la escayola y mañana me intervendrán quirúrgicamente”, escribía ayer el presentador. “No estoy nervioso”.

Artículo recomendado

Máximo Huerta, ante su inminente estreno como actor: "Mi vida tiene un guión inesperado"

Máximo Huerta, ante su inminente estreno como actor: "Mi vida tiene un guión inesperado"

Una rotura de metacarpios de la mano izquierda. Una caída en casa y... a esperar qué deciden los cirujanos”. Así explicaba Máximo Huerta su brazo en cabestrillo tras aparecer en el programa que conduce en las tardes de ‘A punt’, el canal autonómico de la Comunidad valenciana. Una dolorosa fractura que Huerta confiaba en que se solucionase sin necesidad de pasar por quirófano. Finalmente no ha podido ser así.

“Operación de metacarpios. Es lo que hay. Ya me he hecho los análisis, electros y etc para ir a quirófano tempranito”, explicaba el presentador en su cuenta de instagram. “No estoy nervioso. Me tranquiliza saber que mi madre está bien. Esa generación fuerte y única. Eso me da fuerza. Ella ha pasado el temporal médico con energía. Clara es mucha madre”.

Maximo Huerta

El presentador Máximo Huerta confirma que va a tener que someterse a una intervención por su fractura en la mano

Instagram @maximohuerta

Volcado en su madre

Huerta se encontraba estas últimas semanas muy pendiente de la salud de su madre. El presentador no se separa de ella más que para acudir cada tarde a su programa de televisión. Por suerte, parece que todo va evolucionando favorablemente y la salud de su madre no se resiente. Ahora le toca también cuidarse a él.