Màxim Huerta está pasando una Navidad muy diferente. El periodista está muy pendiente de la salud de su madre, su auténtica prioridad en estos momentos. En concreto, hace unos días confesó que su progenitora tiene un tumor y que están a la espera de saber si este es maligno. Por ello, estas fiestas no están siendo nada fáciles para ambos.

Artículo recomendado

Máximo Huerta, volcado con la enfermedad de su madre, se confiesa con María Patiño

Máximo Huerta, volcado con la enfermedad de su madre, se confiesa con María Patiño

A la espera de saber el resultado, Màxim Huerta ha decidido no decorar su casa con objetos navideños porque su madre así se lo ha pedido, tal y como ha explicado este viernes 25 de diciembre en Socialité. El presentador ha cumplido a rajatabla el ruego de su madre, por quien siente auténtica debilidad, a pesar de que es una persona a la que le encanta la Navidad.

Màxim Huerta

Màxim Huerta cuenta cómo está pasando esta Navidad tan complicada para él

Telecinco

En su conexión en directo con el programa, Màxim ha mostrado cómo tiene su casa este año. Apenas una matrioska y un nacimiento. “Para ser honestos, solo hay una figurita, un nacimiento que me regaló Ana Rosa Quintana en el año tres antes de Cristo, que es apenas una figurita. Es lo único que he puesto”, ha confirmado el periodista y exministro de Cultura.

“Mi madre no quería adornos, no quería estos días fingir alegría”, ha asegurado el periodista antes de confirmar que para él la Navidad siempre ha sido muy importante: “Soy muy de Navidad y montaba unos belenes donde ponía de todo. A mí la Navidad en confinamiento no me asusta, porque nunca hemos sido más de tres en casa: mi madre, mi padre y yo. Ahora no está mi padre”.

Artículo recomendado

'Mask Singer': Máximo Huerta, expulsado, estaba tras la máscara de Gamba confirmando TODAS las apuestas

'Mask Singer': Máximo Huerta, expulsado, estaba tras la máscara de Gamba confirmando TODAS las apuestas

Posteriormente, el periodista ha confesado que él es mucho de espíritu navideño y de creer que le aporta algo bueno. Sin embargo, este año pasará unas fiestas muy diferentes marcadas por la enfermedad de su madre, quien está a la espera de saber la gravedad del tumor que le han diagnosticado.