Su cara menos conocida

MasterChef Celebrity: Boris Izaguirre pierde los nervios por culpa de Carmen Lomana y Antonia Dell’Atte

En la prueba por equipos, Carmen Lomana y Antonia Dell’Atte terminaron juntas y revueltas y acabando con la paciencia de Boris Izaguirre…

Boris Izaguirre Carmen Lomana Antonia Dell’Atte
1 / 9

1 / 9

MasterChef Celebrity. Boris Izaguirre

2 / 9

MasterChef Celebrity. 'MasterChef Celebrity'

3 / 9

MasterChef Celebrity. Antonia vs. Carmen

4 / 9

MasterChef Celebrity. La más guerrera

5 / 9

MasterChef Celebrity. Pierde los nervios

6 / 9

MasterChef Celebrity. Su peor momento

7 / 9

MasterChef Celebrity. Premio envenenado

8 / 9

MasterChef Celebrity. A eliminación

Más Sobre...

MasterChef Celebrity

29 de octubre de 2018, 08:55 | Actualizado a

Estaba claro que no podía salir bien. Boris Izaguirre conseguía el preciado delantal dorado, que le garantizaba un concurso mucho más tranquilo, pero, a la vez, acababa mostrando su peor cara a lo largo de todas estas semanas. El concursante se convertía en capitán de los dos equipos y, para colmo, tenía que lidiar con Carmen Lomana y Antonia Dell’Atte. Juntas ¡y muy revueltas! Tal fue el caos que Jordi Cruz tuvo que intervenir en el cocinado…

Boris Izaguirre se ha convertido en una de las grandes estrellas de MasterChef Celebrity. El escritor no solo es uno de los que da más juego durante el programa, sino que, además, cocina estupendamente. Tanto que incluso se hizo con el delantal dorado durante la primera de las pruebas de la última entrega. Un premio que le llenaba de ilusión y también de responsabilidad. Claro que, de entrada, no tenía ni idea de lo que le esperaba.

El escritor acababa siendo capitán de los dos equipos en la segunda prueba y casi le da algo. Corre a un lado, corre al otro, los jueces gritándole, la comida sin salir y, encima, Antonai Dell’Atte y Carmen Lomana en el mismo equipo. Esto no puede salir bien. La italiana y la empresaria, enemigas desde el minuto uno, continuaron con su particular guerra y nadie podía hacer nada. El nivel de los gritos llegó a tanto que hasta Boris perdió la paciencia.

Carmen seguía las instrucciones de Antonia, esta iba mareando a todos y el pobre Boris sin saber ni qué hacer. Finalmente, el concursante le pidió al propio juez que se pusiese la chaquetilla y entrase a la cocina. La única forma de conseguir sacar algo. ¿Sirvió para calmar a Carmen y Antonia? Pues evidentemente, no. Ellas seguía a lo suyo.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?