Hay cosas que se hacen sin pensárselo dos veces y salen genial. Eso debieron pensar la periodista Isabel Jiménez y la diseñadora Mayra del Pilar, amigas y socias de Sara Carbonero en Slow Love, que decidieron sorprender a su amiga y cogieron el primer vuelo del día Madrid-Oporto. Eran las ocho de la mañana y Sara Carbonero, con la legaña puesta, las veía entrar por su casa.

Artículo relacionado

"Superado el susto de encontrármelas al despertarme en mi habitación a las 8 de la mañana por sorpresa, solo puedo daros las gracias mil veces por la visita", escribió Sara, que siempre recibe con agrado cualquier visita de familia y amigos a Oporto. "Gracias al cómplice, también", dice Sara. Sin duda, ese cómplice no es otro que Iker Casillas, a quien debió parecerle una magnífica idea que las amigas de su mujer quisieran darle esta sorpresa.

Ya recompuesta de la primera impresión, Sara y sus amigas se fueron a desayunar a la confitería Tavi, una de las más populares de la ciudad, no solo por sus cafés y sus dulces, sino también por las magníficas vistas al mar que tiene, para después dar un paseo por las playas próximas a su casa, con Iker y los niños, Martín y Lucas, encantados y felices de tener cerca a sus 'titas'.

Finalizada la divertida jornada, Isabel y Mayra regresaron a Madrid. Un viaje relámpago que, como ellas dicen, "nos lo merecíamos".