Marta López no ha ocultado que se llevó un enorme chasco y disgusto cuando se enteró que Mediaset la despedía de forma fulminante por su "actitud irresponsable" en tiempos de pandemia. La empresaria se quedaba sin su puesto de trabajo en todos los programas en los que colaboraba en Telecinco sin esperárselo y desaparecía de las redes sociales durante semanas.

Artículo relacionado

La novia de Efrén Reyero guardó silencio total en las redes sociales y cuando al fin apareció en el perfil del malagueño fue muy sincera al escribir: "Este mes de agosto del 2020 nunca lo olvidaremos, aunque haya tenido cosas malas, lo bueno pesa más, gracias por tanto". Desde entonces, Marta fue abriendo veda y aunque no ha comentado nada más sobre su antiguo trabajo (ni su antiguo trabajo de ella) sí que ha empezado a ser más activa en las redes.

Marta López ha retomado su trabajo como influencer en Instagram promocionando marcas de moda, belleza y estilo de vida, y además no deja de transmitir un mensaje positivo y de felicidad en su nueva vida alejada de los platós de televisión. "Hace solo dos días que vine de mi Huelva y estoy deseando volver", ha escrito la ex colaboradora junto a un carrusel de fotografías en las que aparece con una enorme sonrisa y en la playa. Visiblemente más delgada, Marta posa en bikini y con una camisa blanca masculina, muy sensual, pero sobre todo derrochando una aparente felicidad.

La ex concursante de 'Gran Hermano' ha regresado a Madrid con la vuelta al colegio y ya empieza el ajetreo de su nueva rutina, de la que de momento no ha dado ningún detalle. Entre su despido de Mediaset y los efectos de la crisis sanitaria en su empresa de catering su vida profesional se quedó realmente tocada, y está por ver si Marta se reinventa, decide descansar un poco o tiene un as en la manga que desconocemos.