Duró mucho menos de lo que era de esperar. Marta López causaba baja fulminante en Mediaset después de que compartiese unas imágenes lavando el coche cuando debía estar confinada en casa. Una serie de casualidad que ella misma explicó tras dar negativo en el test y que le sirvieron para regresar a su puesto de trabajo. Lo que sí tiene muy claro López es que no va a perdonar a sus compañeros de ‘Sálvame’ por el trato que le han dispensado. “Les importo tres pepinos”, ha afirmado hoy ante las cámaras en un alegato que no sentará nada bien a los colaboradores de las tardes de Telecinco…

Artículo relacionado

Marta López está que trina. La colaboradora, que ya ha recuperado todos sus puestos de colaboradora, sigue llevando muy hondo el daño que asegura le han causado las acusaciones de sus compañeros de cadena. “No todos los compañeros, pero sí algunos que considero que o no me tienen cariño o les importo tres pepinos”, sentenciaba hoy mismo en ‘Ya es mediodía’. López está muy molesta y no piensa olvidar nada. “De aquí casi todos me escribisteis, pero tampoco hay esa obligación”, apuntaba en relación a los colaboradores del ‘Fresh’.

La colaboradora se ha convertido en el centro de todas las críticas por su comportamiento en público. Una imprudencia que dejaba a muchos de sus compañeros sin poder trabajar durante dos semanas. “Comenté la diferencia por ejemplo que hubo entre Marc Calderó, que se tuvo que quedar en casa, y él me decía: Marta, no te preocupes, que no es culpa tuya, lo entiendo”, explicaba la colaboradora. “A estos que no paran de echarme en cara que se tuvieron que quedar en casa y no pudieron facturar”.

Las mentiras que han estado diciendo durante todo este tiempo… Al final, me cansé”. La colaboradora justifica así su presencia en el polideluxe. Un paso que también se le ha criticado pero que, para ella, le ha servido para contar su verdad y ajustar unas cuentas que tenía muchas ganas de saldar.