Marta López Álamo y Kiko Matamoros están pasando unos días de relax con los que están dando la bienvenida al nuevo año. Después de pasar la Nochebuena y la Nochevieja por separado, la modelo y el colaborador han puesto rumbo a un destino de playa, piscina y sol para desconectar del estrés del día a día. Y Marta está aprovechando para mostrar a sus seguidores en sus redes sociales que está estupenda. Lo está haciendo a través de un despliegue de bikinis y bañadores con el que no está dejando indiferente.

Artículo relacionado

Si ayer sorprendía con un posado de lo más sugerente en topless, hoy lo ha hecho con uno en bikini en el que ha habido algo que ha llamado mucho la atención. Se trata nada más ni nada menos que de sus abdominales.En su día a día la modelo practica mucho deporte y se preocupa mucho por cuidar su cuerpo comiendo bien y realizándose varias rutinas de belleza. Ahora ha dejado muy claro que todo esto tiene resultados. En esta foto en la que Marta posa sentada en la arena con un bikini de color morado se puede comprobar a la perfección. Los abdominales de la modelo son dignos de una deportista.

Marta Lopez Alamo

Además de pasar ratos en la playa y en la piscina, la pareja está disfrutando del hotel en el que se alojan y de otras actividades como masajes, de horas de gimnasio o comidas y cenas muy románticas. Lo único que ha empañado un poco estas vacaciones es que Marta se ha quemado al tomar el sol. En su perfil de Instagram ha mostrado cómo su piel está más roja que morena, aunque antes de recibir críticas ha querido aclarar que ha sido responsable y que antes de exponerse al sol ha utilizado su protección solar.