Un nuevo bache de salud ha llevado a Marisa Jara hasta el hospital. Con más de una veintena de operación a sus espaldas, la modelo se enfrentaba con calma y sosiego a esta cirugía que a priori no tenía la mayor relevancia. Durante una revisión ginecológica los médicos le descubrieron un mioma en el útero que ha sido eliminado en una sencilla operación ambulatoria.

Marisa Jara, visiblemente tranquila y acompañada de su novio, Miguel Almansa, llegaba al Hospital Universitario San Francisco de Asís de Madrid restándole importancia a la situación y confiando en que si todo sigue su curso le darían el alta muy pronto. Afortunadamente, la cirugía ha sido un éxito y en la tarde de este jueves Marisa recibía el alta y ya está descansando para poder recuperar su actividad diaria cuanto antes.

Artículo recomendado

Marisa Jara, positiva, se sobrepone a su último susto médico: "Con esta van 19 operaciones"

Marisa Jara, positiva, se sobrepone a su último susto médico: "Con esta van 19 operaciones"

Fue el pasado 19 de abril cuando Marisa Jara afirmaba que tenía que volver a pasar por el quirófano: "Me acaban de detectar un mioma de 15 centímetros que está ocupando prácticamente todo el útero y me tienen que operar para quitármelo", confesaba por aquel entonces. Debido a este bache de salud, la modelo ha tenido que aparcar el tratamiento de fertilidad en el que estaba inmersa para cumplir su sueño de ser mamá: "Soy muy positiva y no voy a dejar de luchar", alegaba sin borrar la sonrisa de su rostro.

Marisa Jara es, sin duda alguna, un ejemplo a seguir y es que a pesar de enfrentarse a infinidad de contratiempos no pierde las ganas de seguir adelante: “Desde aquí animo a todas las mujeres que estén pasando por lo mismo que yo”. ¡Dale al PLAY!