No han podido ocultar el respeto y el cariño que se profesan. Durante muchos años, la rivalidad se instaló entre María Teresa Campos y Ana Rosa Quintana. Pese a la buena relación que siempre han mantenido, la competencia entre sus programas marcó cada uno de los movimientos de las presentadoras. Una época que resulta ya difícil de recordar al comprobar el cariño que ambas se profesan cada vez que pueden verse cara a cara. “Yo empiezo a desayunar cuando empiezas tú”, le reconocía María Teresa a Ana Rosa en uno de los guiños más emocionantes de su último encuentro. La veterana periodista aterrizaba de nuevo en Mediaset para celebrar el 30 aniversario de la corporación.

Artículo relacionado

Fueron rivales en el pasado pero siguen siendo compañeras en la actualidad. “Todas hemos aprendido de ti”, se despedía Ana Rosa de María Teresa Campos antes de darle el paso a Sonsoles Ónega en ‘Ya es mediodía’. La reina de las mañanas de Telecinco recibía a la que fue su predecesora y uno de los rostros clave de la cadena durante años. Su ‘Día a día’ abría el paso a una nueva forma de hacer televisión que Quintana heredaría tras el salto de Campos a Antena 3. “Nunca me quise ir”, lamentaba María Teresa el recordar su despedida de Telecinco.

“Yo no me retiro porque, aunque tengo edad que retirarme, a mí me llena mucho tener algo que hacer. Desde los 15 años que empecé he estado trabajado y me veo sentada en un sillón y aunque no salga me da el coronavirus”, bromeaba María Teresa ante los muchos rumores que apuntan a su vuelta al trabajo. La periodista confirmaba que esta iba a ser una semana importante laboralmente aunque evitaba dar más detalles al respecto.

María Teresa Campos

Una frase que culmina su encuentro

Emocionada, María Teresa recibía el cariño de su compañera y también de Sonsoles Ónega, que no dudaba en saltarse el protocolo para correr a saludar a la presentadora. “Dos de las grandes”, afirmaba la periodista. Un emotivo momento que María Teresa culminaba con una declaración que seguro que Ana Rosa no olvidará nunca. “Ana, te quiero, te admiro y te respeto”, aseguraba Campos. “Me encanta que me hayas llamado”. Toda una declaración de intenciones que deja, de nuevo, su acercamiento a Mediaset en boca de todos.

Pese a que nadie ha querido confirmar nada, el buen rollo que María Teresa Campos mantiene últimamente con la cadena que tanto le ha hecho sufrir -sobre todo, tras la cancelación de ‘Qué tiempo tan feliz’- apunta a que algo se está cociendo. ¿Un nuevo formato para la presentadora? Por lo que parece, pronto tendremos noticias.