María Pombo está embarazada de siete meses. La ‘influencer’ comparte el día a día de su embarazo con sus seguidores y hasta ahora todo marchaba a la perfección. Aunque la ‘influencer’ comenzaba a notar algunos de los síntomas del embarazo como los ardores, en ningún momento ha dejado de trabajar. Pero la pasada noche se llevó un buen susto al sufrir algunas contracciones cuando todavía le faltan ocho semanas para dar a luz. Así que no lo dudó ni un momento y puso rumbo al hospital junto a su marido Pablo Castellano.

Artículo relacionado

Ha sido este mediodía cuando María Pombo ha compartido con sus seguidores lo que ha ocurrido. Sus fans se habían alarmado después de que Pablo compartiera una foto de madrugada en el centro hospitalario, y ella no ha tenido problema en aclarar lo sucedido. La ‘influencer’ ha tranquilizado a todos al decir que todo estaba bien pero que le han tenido que estar controlando toda la noche por las contracciones que estaba sintiendo. "Estaba mal colocado, pero fenomenal. No me estaba poniendo de parto. Estuve controlada hasta las seis de la mañana”, ha contado sobre su estancia en el hospital.

María Pombo

María Pombo se ha llevado un buen susto al sentir contracciones en el séptimo mes de embarazo.

Instagram @mariapombo

Eso sí, María Pombo ha compartido con sus seguidores la receta más importante que le han dado los médicos más allá de algunas indicaciones físicas y una medicación para evitar que el parto se adelante. Esta receta es… ¡Que se relaje un poco! En las últimas semanas ha tenido un ritmo de trabajo muy elevado. Ha protagonizado varias campañas publicitarias, ha sacado su nueva colección de ropa, ha acudido a ‘El Hormiguero’… Y los doctores le han recomendado que por fin se dé cuenta de que está embarazada y baje el ritmo. De momento parece que lo ha cumplido, porque ha sido desde la cama y en reposo como ha contado a sus seguidores el susto que le ha dado su pequeño Martín.