Dicho y hecho. María Pombo reconoció hace unos meses que le encantaría pasar por quirófano para someterse a una operación de pecho. La ‘influencer’ aseguró que aunque estaba contenta con esta zona de su cuerpo, no le importaría tener una o dos tallas menos, en especial “ahora que está más grande y no me cabe ni uno de los sujetadores y bikinis antiguos”. Además, María reconoció que debido al tamaño de su pecho, sufría dolores en el cuello por las tiras de sus bikinis y que había ropa que le resultaba muy incómoda por este asunto. Así que en cuanto ha tenido oportunidad, se ha sometido a una cirugía para disminuir su pecho.

Artículo recomendado

María Pombo tiene el jersey más especial de Mango para llevar con cualquier pantalón básico

María Pombo tiene el jersey más especial de Mango para llevar con cualquier pantalón básico

Ha sido la propia María Pombo la que ha contado este paso que ha dado a través de sus redes sociales. Tras un día de muy poca actividad en redes sociales, algo de lo más extraño en ella, la ‘influencer’ ha compartido una fotografía desde el centro médico en el que se ha sometido a la operación de reducción de pecho y ha comentado que “todo súper bien, gracias por preguntar. La reducción de pecho tan deseada por fin ha ocurrido. Os contaré todo pronto que hoy me cuesta abrir los ojos del sueño y estoy algo incómoda”. Unas palabras con las que ha tranquilizado a sus seguidores por su ausencia.

María Pombo

María Pombo tras someterse a su operación de pecho.

Instagram @pablocastellano86

Esta misma mañana su marido Pablo Castellano, que no se ha separado de su lado, ha compartido una imagen de María en la que la ‘influencer’ ha relatado que se encuentra bien pero un tanto hinchada. Por ahora, con lo reciente que está y los vendajes que lleva puestos, María Pombo no ha mostrado el resultado de su operación. Pero seguro que en cuanto esté un poco más recuperada, comparte con sus seguidores cómo ha ido todo.

Algo que ya hico cuando se sometió a las rinoplastias. María Pombo siempre ha tratado con naturalidad el tema de pasar por el quirófano y cuando lo hizo para cambiar una nariz que desde pequeña le acomplejaba, no dudó en mostrarlo. Sobre esta zona de su rostro tuvo que repetir operación porque no quedó contenta con el primer resultado. Pero ahora sí que está de lo más feliz con cómo luce su nariz.