Ha sido uno de los tragos más difíciles de los primeros días de los concursantes en ‘GH VIP’. Antonio David se sometía a la primera curva de la vida de la edición y se rompía inmediatamente. El ex guardia civil, muy tocado por un duro enfrentamiento con Mila Ximénez, se sinceraba sobre el conflicto con su expareja, Rocío Carrasco, y el sufrimiento de sus hijos. Ante las lágrimas del concursante, María Patiño no se ha podido contener…

Artículo relacionado

Antonio David se enfrentaba a un trago difícil. El concursante de ‘Gran Hermano VIP’ ha tenido que abrirse en canal en su curva de la vida. El ex de Rocío Carrasco hacía memoria de su pasado y resaltaba los mejores y peores momento de su existencia. Evidentemente, el calvario judicial por el que ha pasado y el sufrimiento de sus hijos ha marcado los últimos años de su vida. Imposible no emocionarse.

María Patiño, como muchos de los espectadores, se rompía al ver el ataque de ansiedad que sufría el colaborador al rememorar su pasado. Antonio David casi ni podía hablar pensando en lo que había padecido por la lucha judicial con su ex. “¿Estás feliz de ver esta situación?”, le lanzaba Patiño a Rocío Carrasco en directo en ‘Sálvame’. “Porque este chico está machacado”. La presentadora se había preguntado muchas cosas al ver la reacción de Antonio David.

“Mientras veía a este chico machacado, y quizás para algunos, se lo merezca, ¿sabes lo que veía Jorge? Las lágrimas de su hija viendo sufrir a su padre”, continuaba la presentadora. “Ha pasado dos años estrangulado emocional, social y económicamente”. Estas palabras, una vez más, hacían saltar a Belén Ro, amiga cercana a Rocío Carrasco y una de sus grandes defensoras en las últimas semanas.