La Familia Real, a pesar de su sangre y su linaje, es una familia como cualquier otra y, por lo tanto, disfruta de la Navidad y de los regalos navideños como cualquier otro mortal. Aunque suene redundante, los Reyes también hacen la carta a los Reyes Magos y les gusta sorprenderse con regalos inesperados.

Por eso el Rey Felipe VI decidió acercarse al Corte Inglés de Pozuelo de Alarcón el pasado día 23 de diciembre para buscar algo que pudiera hacerle ilusión a su amada. No sabemos si el regalo era por iniciativa propia o si formaba parte de la carta de Papá Noel o de los Reyes, pero lo cierto es que el monarca acudió con sus acompañantes de seguridad y fue recibido por los directivos de los grandes almacenes, que con gusto le acompañaron hasta la zona de Carolina Herrera, una de las firmas preferidas de la Reina.

Artículo relacionado

Una vez allí, Felipe estuvo merodeando por los pasillos y observando las estanterías hasta encontrar lo que andaba buscando: un conjunto de tres piezas formado por un shopping bag, un clutch y un monedero, todos ellos de piel y con el mismo diseño a franjas estilo patchwork. El conjunto le costó cerca de 1.500 euros. Quizá la Reina Letizia haya recibido ya su regalo o quizá sea una sorpresa para el día 6, pero lo que es seguro es que pronto la veremos luciendo con orgullo alguna de estas piezas.