El clan Rivera es mucho más que Francisco, Cayetano y Kiko. Lucía Rivera reaparecía ante las cámaras en Madrid al evento Brave Together organizado por una conocida marca de maquillaje y no dudaba en atender a la prensa. La hija de Blanca Romero y Cayetano Rivera abordó la problemática de la salud mental, una enfermedad muy complicada que ella ha vivido en primera persona.

Artículo recomendado

El bonito gesto de Cayetano Rivera y Eva González con Lucía Rivera que refleja su buena relación

El bonito gesto de Cayetano Rivera y Eva González con Lucía Rivera que refleja su buena relación

Al margen de la enfermedad, Lucía ha reconocido que sus compromisos profesionales no le han permitido escaparse a la Feria de Abril en la que su prima Cayetana fue una de las grandes protagonistas. La modelo confesó que no se perdió el gran día de su prima como madrina en la exhibición de Enganches a la que vio "guapísima". A penas les separan unos meses de edad pero son muy escasas las veces que a lo largo de los años las hemos visto juntas. ¿Cómo es su verdadera relación? ¡Dale al PLAY! Lucía resuelve todas las dudas.

Más reacia se ha mostrado a la hora de habla de su situación sentimental. Lejos de esconderse, la joven modelo asegura que está en una etapa muy feliz de su vida y mucha culpa de eso la tiene Nacho Méndez, jugador del Sporting de Gijón, a quien conoce desde hace años.

Habla de su depresión

Lucía Rivera reveló hace algunos meses que a lo largo de toda su vida había tenido que luchar contra fuertes episodios de ansiedad. Afortunadamente, en la actualidad está "mejor". "Hoy te digo que estoy bien y a lo mejor mañana no salgo de mi casa. Pero bueno, estoy en terapia", revelaba. El objetivo de la modelo de 23 años al hacerlo público es que se de visibilidad a esta enfermedad que afecta de una forma muy fuerte a los más jóvenes.