El duro testimonio de Rocío Carrasco en Rocío: contar la verdad para seguir viva ha removido conciencias y ha provocado multitud de reacciones, entre ellas la de Lucía Dominguín. La hermana de Miguel Bosé se ha sentado en 'Viernes Deluxe' para dar detalles del infierno que vivió al lado de su primer marido, Alessandro Salvatore. Mientras su hija Palito se encuentra concursando en 'Supervivientes 2021' y se postula como una de las grandes favoritas de la edición, Lucía ha regresado al plató de Telecinco para abrirse en canal y hablar de todos sus dramas personales.

Artículo recomendado

Lucía Dominguín recuerda a Bimba Bosé cuatro años después de su muerte: "Es mi pena más grande"

Lucía Dominguín recuerda a Bimba Bosé cuatro años después de su muerte: "Es mi pena más grande"

Lucía Dominguín ha empatizado con el dolor de Rocío Carrasco después de que haya destapado los maquiavélicos planes que Antonio David llevó a cabo para arrebatarle a Rocío y David Flores, algo que finalmente consiguió ya que madre e hijos se encuentran en la actualidad más separados que nunca. Además, no ha dudado en dedicarle unas palabras al decir que "ha hecho una catarsis y un ejercicio tan brutal que yo la admiro. Rocío, eres excepcional. Eres una mujer muy fuerte. Ahora tiene que hacer ese cambio, ese clic".

Lucía Dominguín es una mujer de armas tomar y esta noche se enfrenta a una de sus entrevistas más duras. Frente a María Patiño, ha relatado sus traumas tras separarse de Alessandro Salvatore, padre de Bimba y Olfo, sus hijos mayores: "Él secuestró a mis hijos, me llamó mi exsuegra y me dijo que nunca más iba a volver a ver a los niños", se ha sincerado la madre de Palito Dominguín extrapolando su situación a la que la hija de Rocío Jurado ha hecho frente con el ex guardia civil.

Artículo recomendado

'Supervivientes': El romántico reencuentro de Palito Dominguín y su novio Harry

'Supervivientes': El romántico reencuentro de Palito Dominguín y su novio Harry

Lucía Dominguín ha contado esta polémica con todo lujo de detalles pero tiene claro que Alessandro Salvatore, al que conoció con 17 años, intentó hacerle la vida imposible. Tras divorciarse definitivamente, el italiano consiguió hacerse con la custodia de sus hijos.

Alessandro no dio la oportunidad a sus hijos de ponerse en contacto con su madre durante, aproximadamente un año y medio y Lucía tiene clarísimo que todo fue un plan perfectamente orquestado por su ex: "Les habían comido el coco, mis hijos pensaban que yo los había abandonado", ha relatado angustiada y segura de que tanto Alessandro como su familia intentaron romper cualquier vínculo materno filial.