El embarazo es una época muy bonita pero tiene sus inconvenientes y Laura Matamoros ya empieza a sufrir algunos de los más comunes y a pensar en evitar otros. Por eso, ha querido someterse a un tratamiento global para aliviar todas esas molestias.

Artículo relacionado

Laura Matamoros tiene una rutina diaria para cuidar de su embarazo, una rutina que suele compartir con sus seguidores de Instagram y con los de su programa en Mtmad. En su último programa, nos ha contado que suele dar un paseo a diario por el parque de El Retiro durante unos 50 minutos y también nos ha introducido una nueva: a partir de ahora medirá su barriguita todos los días para comprobar cómo va creciendo su bebé.

La hija de Kiko Matamoros también ha querido compartir lo que está haciendo para evitar la retención de líquidos y las estrías, dos de los problemas más comunes entre las embarazadas. La técnico que la acompañaba ha explicado el tratamiento que iba a realizarle: hidratar, nutrir y exfoliar en profundidad.

Laura también ha recibido un masaje en la zona lumbar, una de la que más se carga debido al peso de la tripa y que más difícil es de tratar para las embarazas. Por eso, el masaje se lo han tenido que dar sentada. Después también se ha sometido a un tratamiento de reflexología podal.