Como cada 6 de enero, los Reyes reciben la llegada de sus homólogos de oriente con la Pascua Militar. La de este año ha dado el pistoletazo de salida a todas las conmemoraciones y homenajes que tendrán lugar a lo largo de 2018 por el 80 cumpleaños de los Reyes Eméritos.

Es la primera vez que el rey emérito y el rey Felipe presiden la Pascua Militar juntos. Desde que abdicó en su hijo, Juan Carlos no había vuelto a estar presente en esta fiesta que se celebra de desde hace dos siglos.

La reina Letizia ha sorprendido con un vestido de terciopelo azul marino con cuello bebé, manga larga y falda recta. El único adorno del traje era el cinturón del mismo tejido que el resto de la prenda. Un look muy sencillo y elegante que la ha hecho destacar por encima del resto de invitadas.

Uno de los detalles que más miradas ha atraído del look de Letizia han sido sus pendientes. Se trata de dos aros con piedras incrustadas adornados con una piedra de color azul en forma de lágrima. En esta ocasión, ha preferido ir a lo seguro con su peinado optando por un recogido bajo de inspiración romántica.

Algo más llamativo ha sido el traje de dos piezas de la reina emérita. Doña Sofía se ha decantado por una chaqueta con falda a juego con un estampado de flores rosas con fondo dorado.