En este 2017 han sido numerosas personalidades del mundo de la televisión, el cine y la cultura las que nos han dicho adiós.

Artículo relacionado

A finales de enero, Bimba Bosé perdía su batalla contra el cáncer de mamá. Después de haber estado dos años peleando contra la enfermedad, la pérdida de la artista cogía por sorpresa a muchos de sus familiares y amigos.

Tres meses más tarde, Sebastián Palomo Linares entró por su propio píe al hospital en donde tenía que ser intervenido de corazón. El extorero no logró superar la dificultad de la intervención y el 24 de abril fallecía dejando hundidos a sus tres hijos y a su viuda. Y de paso máxima tensión entre ellos.

Después de perder a su amiga Bimba, fue en junio cuando la luz de David Delfín se apagaba. Esta ha sido una de las perdidas más sentidas. Tras año y medio de enfermedad, el diseñador prefirió pasar los últimos meses de vida con los suyos y en la más estricta intimidad.

En pleno mes de agosto, al mundo del cine le tocaba despedirse de una de sus actrices más icónicas, Terele Pávez. La musa de Álex de la Iglesia murió a causa de un derrame cerebral a los 78 años de edad.

Fue también en agosto cuando Ángel Nieto perdió su vida tras un accidente en quad en Ibiza. Durante los primeros días del expiloto en el hospital no se temió por su vida, pero la recuperación empeoró y el tío de Fonsi Nieto dejaba huérfano al mundo del motor.

Repentinamente también se marchó Dámaso González. El padre de Marta González fallecía a causa de una rápida enfermedad. Su tierra, Albacete, le despidió con honores y toda su familia se quedó rota tras su marcha.

Este ha sido un año muy duro para Antonio Orozco. En menos de diez meses el cantante ha perdido a uno de sus mejores amigos y, hace a penas unas semanas, a la madre de su hijo, Susana Prat. Aunque estuviese separado de ella, para el artista era una de las personas más importante de su vida y su fallecimiento le dejó marcado.

Tras pasar varios días ingresado, Chiquito de la Calzada no logró salir de su última recaída de salud. El humorista fallecía el pasado 11 de noviembre dejando desolada a toda su profesión.