Lola Ortiz sorprendía hace apenas unas semanas al hacer pública su ruptura con Vanesa Klein después de cinco meses de relación. Una decisión complicada que tomó ella misma y, al parecer, no sentó muy bien a la cantante: "Esto ya no tenía más sentido. No ha sido como esperábamos", explicaba en su canal de Mtmad.

Artículo relacionado

Parece que el tiempo pone todo en su lugar y la extronista ha conseguido volver a tener contacto con quien fuera su pareja, algo que necesitaba enormemente. "Vanesa y yo hemos hablado. Ella se puso en contacto conmigo y muy bien", desvelaba en su último capítulo de Mtmad. Lola ha confesado abiertamente que la echa mucho de menos: "Quiero seguir manteniéndola en mi vida y estoy feliz porque ella piensa lo mismo". A pesar de esta buena noticia, la Canaria confiesa que no está abierta al amor y es que asegura que "no es el momento".

Lola Ortiz

Lola ha hecho balance del verano que ha definido como el más familiar de todos. La joven perdía a su padre hace apenas unos meses a consecuencia del cáncer y no ha sido hasta ahora cuando han podido esparcir sus cenizas: "Han sido momentos complicados", aseguraba visiblemente afectada. Ha sido la unión con sus seres queridos lo que ha 'empujado' a la extronista a tomar una drástica decisión.

La exsuperviviente ha dejado atrás su vida en Madrid, al menos temporalmente, y se ha alquilado una casa frente al mar en el sur de Gran Canaria: "Me encanta la idea. Voy a estar con mis amigos... Me hace ilusión cambiar de aires, disfrutar de la naturaleza..." y es que a Lola le aterraba la idea de verse sola en la capital. Ahora es momento de disfrutar de sí misma y de todo lo que le rodea.