Leticia Sabater se ha sentado en un plató de televisión para dar la cara tras verse involucrada en una polémica que le puede costar muy cara y por la que se ha visto señalada en los últimos días. La cantante ha desvelado que ha puesto varias demandas por lo civil y por lo penal y que ha estado toda la primera semana del 2021 en cama y a base de medicación porque no puede creerse lo que ha pasado. Leticia Sabater, que ha sido acusada de alquilar su chalé para la celebración de una fiesta ilegal en plena pandemia, ha desmentido que ella fuera consciente de esto y que estuviera ella misma en la fiesta como se ha dicho. Pruebas en mano ha enseñado los tremendos destrozos que su hogar ha sufrido.

Artículo relacionado

Leticia Sabater aún no puede creer que la persona a la que alquiló su casa para pasar la noche junto a su familia montara una fiesta multitudinaria de 36 horas arrasando con todo. "Tengo miedo, me han dicho que eran narcotraficantes", ha contado la ganadora de 'La Casa Fuerte 1' en 'Sábado Deluxe'. La creadora de 'La Salchipapa', aún consternada, ha enseñado cómo ha quedado su casa tras esta fiesta y los desperfectos ascienden a los 20.000 euros. "No es verdad que yo haya cobrado 6.000 euros, me llevé 350. Me han destrozado la casa, he sido una víctima. Ya hay 40 identificados", ha dicho a punto de romperse pero conteniéndose.

Leticia Sabater 2

Leticia Sabater da la cara en 'Sábado Deluxe' tras la fiesta ilegal en su casa.

Telecinco

"He estado muy triste y preocupada, vengo a defenderme. He sido víctima de un estafador, yo no he alquilado mi casa para una macrofiesta", ha asegurado Leticia Sabater, que ha contado que no ha podido ni salir de casa estos días por las críticas y la presión mediática. "Llevo 25 años trabajando para tener mi casa, para mí es horrible. Por primera vez me ha dado pena Isabel Pantoja, me he sentido perseguida. Ha sido horroroso", ha dicho.

Leticia Sabater

Leticia Sabater, destrozada, reaparece tras ser estafada.

Telecinco

La encimera de la cocina rota, bolsa de sustancias escondidas, radiadores descolgados, la moqueta llena de manchas, todo tirado y arrasado... Así se ha encontrado Leticia Sabater la casa que alquiló a un hombre que le contó una historia muy distinta a la real, según sus palabras. "Nadie me ha puesto nunca la cara roja, solo he trabajado. Y ahora han destrozado mesas, alfombras, la vitro, lámparas… tengo más de 20 mil euros en desperfectos".