La relación que tienen Anita y Laura Matamoros con su padre es de lo más diferente. Por un lado, la pequeña de las hermanas está en un instante en el que ni siquiera se habla con Kiko Matamoros. Incluso el colaborador ha dado por perdido eso de retomar su relación. Sin embargo, Laura y Kiko se llevan a las mil maravillas. Él ha encontrado en su hija y en su nieto Mati uno de sus mayores refugios, y siempre que puede tiene palabras muy bonitas hacia ella y disfrutan de planes familiares. ¿Cómo afecta a la relación que tienen entre ellas esta forma tan diferente de llevarse con su padre? Con las últimas imágenes que han compartido, ha quedado muy claro cómo se llevan.

Artículo recomendado

Laura Matamoros cuenta el curioso truco con el que consigue restar volumen a su melena

Laura Matamoros cuenta el curioso truco con el que consigue restar volumen a su melena

Este martes ha tenido lugar un evento en Segovia en el que se han dado cita varios de los ‘influencers’ más conocidos.Anna Ferrer, María Pombo o María García de Jaime y Tomás Páramo no han faltado a la reunión. Y teniendo en cuenta que las dos hermanas Matamoros son dos de las más seguidas de nuestro país, tampoco se han perdido esta cita en la que han lucido sus mejores galas. Al llegar a la finca, Laura y Anita lo han hecho por separado y han posado ante las cámaras de forma independiente. Pero tan solo unos minutos después, han compartido unos stories juntas en los que han dejado ver lo bien que se llevan.

Anita y Laura Matamoros, juntas

Anita y Laura Matamoros, juntas.

Instagram @_lmflores

Ha sido Laura Matamoros la que ha compartido unas imágenes en las que se puede ver cómo ha compartido unos aperitivos en la misma mesa junto a su hermana. Además, ha ejercido de hermana mayor al preocuparse de que Anita estuviera bien. Con esto ha quedado muy claro que para ellas, lo que sucede con Kiko Matamoros no es ningún impedimento para llevarse bien. Todo lo contrario. Y seguro que a Kiko le emociona que sus hijas se hayan reencontrado y que se sigan llevando bien. Porque pese a la nula relación con Anita, no quiere ningún mal para ella. ¿Conseguirá Laura algún día que padre e hija acerquen posturas?