Los años pasan, también para las influencers. Laura Matamoros ha cumplido 29 años y ayer estuvo almorzando con su pareja, Benji Aparicio, con sus buenos amigos María Pombo y su marido, Pablo Castellano, y otras amistades en el restaurante de Benji. Llegado el momento de los postres, se pusieron a cantarle el consabido 'Cumpleaños feliz' y Laura, muerta de vergüenza, acabó diciéndoles: "Callaros, ya".

Artículo recomendado

El miedo de Laura Matamoros ante su último retoque estético

El miedo de Laura Matamoros ante su último retoque estético

Pero no iban a conformarse solo con la canción, sino que por detrás uno de los camareros apareció con un delicioso postre y sus correspondientes velas. Laura Matamoros se tapó la capa como diciendo 'tierra trágame', pero ahí estaba Benji, solícito, para encender las velas y que Laura las soplara después de pedir un deseo.

Laura Matamoros

Laura Matamoros, soprendida con un pastel y las velas en su 29 cumpleaños.

Instagram @_lmflores

El tema de las velas se complicó un poco y 'alguien' acabó algo más chamuscado de lo deseable, pero la intención es lo que cuenta, y así se lo tomó Laura Matamoros, feliz de contar con una pareja y unos amigos tan detallistas, aunque a ella le hagan pasar vergüenza en momentos tan especiales como este.

Las amigas le entregaron a Laura su regalo. Una bolsa cuidadosamente empaquetada que contenía... ¡una tarjeta! En ella, se podía leer: "Esperamos que te guste y que lo uses mucho!! Te queremos!! (te llega el lunes)". Es decir, que Laura aún tendrá que esperar algunas horas para saber qué le han regalado sus amigas. Eso sí, en la parte superior del tarjetón se lee perfectamente 'SAINT LAURENT'. Un regalo con marca, como no podía ser menos.

Laura Matamoros

El tarjetón que se encontró Laura en la bolsa del regalo de sus amigas. Aún tendrá que esperar para poder disfrutarlo.

Instagram @_lmflores

Después, el grupo se fue a bailar y a disfrutar de este día tan especial para Laura, en lo que fue una escapada que toda mamá necesita cuando tiene dos pequeños torbellinos en casa, Mati, de cuatro años, y el pequeño Benji, nacido el pasado 27 de diciembre.